La Isla de la Aliseda en Béjar, una pequeña parte del proyecto Mirando al Río

Redacción i-bejar.com
Marzo 22, 2010 - 01:41

Medio ambiente trabaja ya en la unión de la Aliseda con la Ruta de las Fábricas Textiles. El proyecto contempla una pasarela hasta el edificio municipal de Francés Bruno.

Isla de la Aliseda, BéjarDesde el comienzo de esta legislatura, el equipo de gobierno del ayuntamiento de Béjar se ha referido a Mirando al Río como un término que acota el nombre de un ambicioso proyecto global que trata de vincular el desarrollo económico social y cultural de la ciudad con la rivera. 

Tal y como ha podido conocer i-bejar.com, los planes municipales inmediatos pasan por unir el recién inaugurado parque fluvial de la Aliseda con la Ruta de las Fábricas textiles, proyecto que en breve podría contar con la financiación necesaria para ser ejecutado.

La Aliseda y los planes municipales para la misma son la "primera fibra sólida, tangible del proyecto Mirando al Río", tal y como defiende la concejala de Medio Ambiente, Elena Martín Vázquez. No en vano se trata de un proyecto de una década o de dos legislaturas y que al actual consistorio le gustaría enmarcar en el programa Hábitat de la UNESCO.

Hábitat es un programa que a pesar de no proporcionar dotación económica marca la pauta europea. La aplicación de este programa, "es derecho soberano y responsabilidad de cada Estado de forma compatible con todos los derechos humanos y las libertades fundamentales, incluido el derecho al desarrollo, antecedentes culturales y convicciones de los individuos y de sus comunidades, respetándolos cabalmente y contribuyendo al desarrollo sostenible de los asentamientos humanos", según recogen los acuerdos de Naciones Unidas.

En este sentido y tal y como destaca la edil de Medio ambiente de Béjar, el gobierno municipal no está dispuesto a importar modelos de otros lugares que no se plieguen a las necesidades de Béjar, y por eso aprovechan situaciones como la del río como arteria económica social y cultural.

En el pasado el río vertebro la actividad económica prestando su fuerza y el agua a la actividad industrial. Hoy se plantea la oportunidad de convertirlo en un nuevo elemento social y cultural.

Aula de la Naturaleza

Otro de los proyectos municipales es el de ubicar en una de las abandonadas fábricas textiles de la Ribera el aula de la naturaleza, vinculada al desarrollo de la zona, al río y a la reserva de la Biosfera.

Trayextos Más Cortos

La apertura de la isla de La Aliseda ha propiciado que se acorten los trayectos entre dos zonas de la ciudad entre las que las comunicaciones se suceden a diario. Más de la mitad de la población de la ciudad acortará en 4 minutos trayectos tan comunes como el de acudir al Centro de Salud desde la zona centro o cualquier otra barriada que no sean los Praos o Recreo.

Río Sin Vertidos

En la actualidad Medio Ambiente trabaja por incorporar al colector de la depuradora los vertidos de las zonas de 28 de septiembre, Calle Libertad y de la zona de La Glorieta. Cuando se construyó el colector de la depuradora estas zonas quedaron fuera de forma ilegal. El anterior gobierno no cobraba la multa por verter pero en la actualidad el ayuntamiento de Béjar se ve a obligado a "pagar por verter". Situación que será enmendada con los trabajos mencionados.

Aprovechamiento Hostelero

El proyecto de la Isla de La Aliseda no solo prevé unir esta zona con la Ruta de las Fábricas Textiles aguas abajo. El proyecto municipal, Mirando al Río, en su parte de la Aliseda, tiene previsto unir esta zona con el histórico y recién adquirido edificio de Frances Bruno. El edificio que albergará las antiguas oficinas de los conocidos tintes dispone de una plataforma mirador. Ésta será ajardinada y dispuesta para su posterior aprovechamiento hostelero. El mirador de Aguas Abajo o mirador Norte de la Aliseda se unirá con la plataforma mencionada por medio de una nueva pasarela integrada en el entorno. El edificio de Francés Bruno será rehabilitado con fondos del Plan E