La Historia termina siempre escupiendo el rostro de los tiranos

Palma & Borrego Abogados

Redacción i-bejar.com
Octubre 04, 2009 - 00:32

Fernando Macarro Castillo, mas conocido como Marcos Ana, recibió el galardón en la séptima edición de los premios de la libertad que concede la agrupación socialista bejarana

Marcos Ana recibiendo el Premio a la Libertad. Béjar 2009Es una de las lapidarias pero elocuentes frases del poeta Marcos Ana durante la entrega del premio a la Libertad entregado por la agrupación socialista bejarana. El salón de actos del Centro de cultura San Francisco de Béjar se llenó de militantes y simpatizantes socialistas para asistir a una nueva edición de la ceremonia de entrega del premio a la libertad que este año recayó sobre al poeta Fernando Macarro Castillo, más conocido con el seudónimo de Marcos Ana (nombres de sus padres).
Marina Hernández fue la encargada de presentar el acto.

El secretario general de la agrupación socialista y alcalde de Béjar ensalzó la trayectoria de Marcos Ana, el preso político que ha pasado más tiempo en las cárceles franquistas de forma continuada. En noviembre de 1961, después de soportar 23 años de cautiverio, salió a la libertad por la puerta del penal de Burgos. González se centró en la persona del poeta obviando la guerra "Incivil". Emma Kunts declamó versos del poeta con musíca de piano y violín de fondo.

Jesús Caldera hizo llegar una misiva con recuerdos al autor cuya personalidad también fue ensalzada por el diputado socialista, que no pudo llegar a tiempo.

El presidente de la agrupación socialista hizo entrega del premio, un libro del centenario de la agrupación y el acta de constitución de la agrupación socialista más antigua de Casilla y León.

Marcos Ana se dirigió a los asistentes que llenaban el salón de actos del centro de cultura con una elocuencia admirable, con una soltura y lucidez impropia de un hombre de su edad (90 menos 23 tal y como manifiesta el propio autor). Cada una de sus frases conformó una cita continua, en un discurso libertario y moderno, heterogéneo.

El poeta dijo preferir este premio al mismísimo Príncipe De Asturias, al que estuvo nominado. Dijo empezar a vivir en el año 1961, cuando tras haber sido condenado dos veces a muerte salia de las cárceles franquistas para iniciar su exilio.

Marcos Ana emociono a los asistentes con su verbo ágil y nostálgico, con el que también recordó a todos los héroes y mártires “oscuros” del franquismo que nadie recuerda pero que lo fueron. Apostó por el recuerdo para la justicia, bien diferenciada de la venganza.