Frente común de los colectivos de la ciudad para luchar por la sanidad en la zona de Béjar

Redacción i-bejar.com
Noviembre 16, 2009 - 10:18

El PP se desmarca de cualquier grupo y asegura que la sanidad es buena desde que la junta gestiona

Cipriano González, Juan Tomas Sanchez y Santiago NietoEl pasado jueves se reunió la Comisión Mixta de Participación Ciudadana para analizar la información dada por la Consejería de Sanidad recientemente al acalde de Béjar y para aunar esfuerzos dirigidos a reivindicar mejoras en la sanidad bejarana y en el hospital.

En esta comisión se aprobó la formación de un grupo de trabajo que determinara cuales son las demandas de la ciudad y la comarca en materia sanitaria para después remitirla a la Junta de Castilla y León, tal y como se había acordado con la propia consejería de sanidad.

El Partido Popular de Béjar anunció allí mismo que no formarían parte de este grupo de trabajo, algo que repitieron ante los medios de comunicación en comparecencia pública. Los diferentes portavoces del PP de Béjar defienden el "buen estado de salud" de la sanidad bejarana, desde que es gestionada por la junta y aseguran que situaciones como la de la cocina (Cierre y pérdida de puestos de trabajo para Béjar) corresponde sólo a una situación de mejora. El PP defiende la teoría que las denuncias sanitarias son una maniobra de distracción del alcalde para distraer sobre otros problemas de la ciudad.

Recolocación de Empleados de Cocina

El pasado viernes el alcalde de Béjar, Cipriano González, el concejal Juan tomas Sánchez y el presidente de FEVESA en Béjar, Santiago Nieto, ofrecían una rueda de prensa para dar a conocer los acuerdos adoptados en la comisión mixta.

La primera de las actuaciones de esta comisión ha sido dirigirse a la propia consejería para solicitar la recolocación de los trabajadores de la cocina en Béjar. En esta misma comunicación, además de dar a conocer la formación del grupo de trabajo se solicitó un informe estadístico de los pacientes de la zona de salud de Béjar que acuden a Salamanca a diario para meras pruebas diagnosticas, con el fin de documentar las verdaderas necesidades reales sanitarias de la población. Todos lamentaron la decisión del PP de permanecer al margen.