Exitosa novillada en Béjar del III Certamen de plazas de toros históricas

Palma & Borrego Abogados

Redacción i-bejar.com
Septiembre 08, 2009 - 13:32

El segundo premio fue para Miguel Cuartero de la plaza de Aranjuez; el tercero para el novillero Francisco javier Sánchez de la plaza de toros de Béjar

Certamen Plaza de Toros Históricas, Béjar. Septiembre 2009David Galván, el joven novillero representante de la plaza de toros de Campofrío se alzó con el primer premio, a juicio del jurado, de la tercera edición de este certamen que da a los representantes taurinos de los cosos más antiguos del pais.

La novillad sin picadores reunió a un representante por plaza de toros hasta completar el cartel de seis novilleros. Con algo menos de tres cuartos de entrada y un nutrido grupo de peñistas, de las 69 inscritas estas fiestas en la ciudad, se celebró el primero de los festejos taurinos de las fiestas de la Virgen del Castañar 2009.

El público pudo disfrutar de un espectáculo taurino muy digno gracias al empeño y al arte dedicado por los novilleros ilusionados por competir en el Tercer Certamen de Plazas Históricas.

Miguel Cuartero, de la plaza de oros de Aranjuez, cortó una oreja al primero de la tarde y dio una vuelta al ruedo entre la ovación del respetable.

Francisco Javier Sánchez, en representación de la plaza de toros de Béjar una oreja y vuelta al ruedo, además del tercer premio del certamen.

Emilio Huertas, de la plaza de Santa Cruz de Mudela fue el único sin trofeo y se llevó los pitos del público después de las numerosas estocadas sin fortuna a pesar de haber cuajado una buena faena de muleta.

David Galván, de la plaza de toros de Campofrío fue el triunfador de la tarde cortó dos orejas a su novillo después de realizar una buena faena con la muleta, previamente buen recibimiento con el capote y rematando la faena con una sola estocada ligeramente tendida.

Emilio Breso, de la plaza de toros de Almadén, recibió su novillo a porta gayola y posiblemente fue el secreto de su éxito, pues a pesar de no cuajar una buena faena obtuvo los favores del respetable, que, presionó a la presidencia para que le fuera concedido su único trofeo.

Rafael Cerro, de la plaza de toros de Azuaya Realizó una faena larga lo que le valió el único aviso de la tarde y a pesar de lo cual y por el buen trabajo con el último de la tarde cortó una de las orejas, que ayer se vendieron caras en la ancianita.