Comprar Mascarillas Béjar

Despiden a nueve trabajadores textiles en Béjar



Redacción i-bejar.com
Julio 13, 2007

Según se ha confirmado hoy, esta tarde se firmará el despido de un total de nueve trabajadores de la empresa Hilaturas Béjar, perteneciente a Rafael Diaz, y a pesar de las numerosas subvenciones y ayudas que recibió de la Junta de Castilla y León. Así tras las informaciones recabadas se trataría de un despido objetivo que según la legislación vigente, no puede superar el número de nueve rescisiones laborales, y en el que la empresa tendría que aportar causas objetivas sobre la situación económica, y técnica y organizativa de la misma.


En este caso, el número de trabajadores despedidos sería el máximo admitido por Ley, y la causa de los ceses sería la pérdida pecuniaria mantenida por la empresa desde el año 2000. Se da la circunstancia que en estos días, los propios trabajadores iban a disfrutar de las vacaciones que les pertenecían, y antes de que se las tomaran, la dirección de la empresa optó por comunicarles su cese que será ratificado en la tarde de hoy con la carta preceptiva.


La primera opción valorada por los directivos de la firma fue la de cerrar la fábrica directamente, pero una vez evaluada la coyuntura económica se optó por el despido de los nueve trabajadores, quedando de esta manera, 22 todavía en activo de los 31 que formaban parte de la plantilla. La indemnización para estos casos es de 20 días por año trabajado con un máximo de un año completo de salario, es decir, y según se nos indica desde fuentes sindicales, aunque se de la circunstancia de que un trabajador haya permanecido en la empresa durante 33 años, cobrará como mucho un año completo. En estimaciones cuantitativas, la mayor indemnización, no superaría los 15.000 €. En el poco espacio de tiempo desde que se tuvo conocimiento del despido objetivo por parte de los delegados sindicales, se ha logrado una mejora de dos días por año trabajado en la indemnización para estos nueve trabajadores textiles.


Miguel Martín Amador, miembro del comité de empresa y delegado sindical de Comisiones Obreras, a falta de documentación a la que no han tenido acceso los sindicatos por el momento, las causas sí podrían tener consistencia y ser tener justificación. Al delegado sindical, le llama la atención que el despido se produzca en vísperas de las vacaciones, lo que hace más difícil la posible negociación habiéndose conseguido sólo, y en tiempo récord, la subida en dos días por mes trabajado con respecto a la mínima legal. Por último, Caballero, nos indicó que no hay ningún tipo de garantías de que los 22 trabajadores que quedarán en la plantilla pudieran mantener su puesto durante más de un año.


Fuente: La Voz de Salamanca