Comprar Mascarillas Béjar

Desalojo en la subida a El Castañar debido a un corrimiento de tierras



Redacción i-bejar.com
Febrero 24, 2011

Los hechos ocurrían en la tarde de ayer cuando comenzaba a ceder un terraplén contiguo al edificio afectado, el número cuatro de la calle Arco del Monte, en la subida del Castañar

Los efectivos del parque de bomberos de Béjar han tenido que desalojar en las últimas horas a los vecinos de un bloque de viviendas debido a un corrimiento de tierra. Ahora trabajan para tratar de consolidar el terreno. Los hechos ocurrían en la tarde de ayer cuando comenzaba a ceder un terraplén contiguo al edificio afectado, el número cuatro de la calle Arco del Monte, en la subida del Castañar. Se trata de un edificio de nueva construcion, la obra concluyó hace dos años.

Las personas que se encontraban en sus viviendas pudieron salir por su propio pie en el momento del desalojo.

El pasado lunes, los vecinos pusieron en conocimiento del ayuntamiento de Béjar la situación que venían observando desde hacía tiempo.  La acción municipal no se hizo esperar  y ayer el propio ayuntamiento indicaba el desalojo como medida de prevención ante la peligrosidad que presentaba la situación denunciada por los vecinos de dicho bloque.

Ayuntamiento de Béjar

Fuentes del ayuntamiento aseguran que los técnicos y responsables municipales trabajan desde el pasado lunes en este "preocupante" asunto. Los técnicos apuntan a la lluvia, posibles filtraciones de agua, o  la  insuficiente consolidación de masa vegetal como causantes de la situación. Estas situaciones se consideran básicas y forman y afianzan la estructura del edificio. Esta mañana los bomberos están trabajando con la escala, cortando parte del peso de masa vegetal con el objetivo de tratar de consolidar un poco más el terreno.

En total han sido 25 personas las que han tenido que abandonar sus viviendas en la tarde de ayer, todas ellas han pasado las últimas horas en casas de familiares salvo una familia que ha tenido que ser alojada en una pensión de la ciudad.

La normativa responsabiliza al constructor, al menos durante una década, de los daños estructurales que pudiera sufrir el edificio. Los promotores y constructores deben disponer de los correspondientes seguros. El seguro "decenal" al que se recurre cuando aparecen los conocidos como "vicios ocultos". La obra se ejecutó durante la pasada legislatura. Las viviendas afectadas son un total de 6 pues, el resto siguen perteneciendo al promotor, que  tal y como ha podido conocer este medio podría encontrarse en Venezuela.

Medidas

El alcalde de Béjar ya ha hablado con el redactor del proyecto y se ha tratado de contactar con el empresario valenciano responsable de la obra. Las medidas se iniciaron el pasado lunes. Se cortaron acometidas de agua para evitar filtraciones, se acordó suprimir masa vegetal par quitar peso, pero todo se complicó cuando ayer el talud siguió deslizándose. Momento en el que por seguridad se acordó el desalojo de los vecinos de un bloque de viviendas en el que ya otra empresa bejarana trabajaba para arreglar importantes desperfectos en la fachada.

El ayuntamiento de Béjar ha buscado alojamiento a algunos vecinos en establecimientos hoteleros de la ciudad, aunque la mayoría ha preferido acomodarse con otros familiares.

El ayuntamiento ha designado un abogado para ser asesorados y ayudar a los vecinos. Hoy la secretaria, el abogado y la notaria levantarán acta de lo sucedido para ir asegurando las cosas y poder reclamar a quien corresponda.