Complejo Agroalimentario da a conocer la lista de despedidos del matadero de Béjar



Redacción i-bejar.com
Mayo 07, 2010

Una de las medidas que se está negociando con la empresa es tratar de evitar la reducción de la jornada laboral para el resto de componentes de la plantilla

Matadero municipal de BéjarLos titulares de la empresa, y los representantes de los trabajadores en el comité, se reunieron ayer para determinar los aspectos laborales relacionados con el segundo expediente de regulación de empleo presentado por la gestora del matadero de Béjar. Los titulares de Complejo Agroalimentario dieron a conocer los nombres que ocupan la lista de 25 personas que perderán supuesto de trabajo, tal y como había anunciado ya la propia empresa y como una de las medidas incluidas en el ERE.

Tal y como han declarado fuentes sindicales y representantes del comité de empresa una de las medidas que se está negociando es tratar de evitar la reducción de la jornada laboral para el resto de componentes de la plantilla de empleados del Matadero, que en la actualidad está cifrada en 80 trabajadores.

Durante las negociaciones los representantes de los sindicatos han reclamado a la empresa que estudie una reducción de la lista de despidos. Las mismas fuentes manifiestan oponerse frontalmente a la reducción de la jornada laboral para el resto de trabajadores.

El próximo viernes los responsables de la empresa darán respuesta a las peticiones de los trabajadores realizadas a través del comité de empresa. En este orden de cosas la próxima semana volverán a reunirse ambas partes para continuar con las negociaciones.

TRIBUNA ha podido conocer que los empresarios aducen principalmente motivos económicos y esgrimen los "números rojos" como principal motivo de la situación de la empresa que ha motivado la regulación Laboral.

En junio de 2009 la empresa presentó el primer ERE temporal de suspensión que afectó a más de una veintena de trabajadores. Diferentes sectores quisieron atribuir la mala situación laboral al cierre del matadero de Palomares y el traslado a las actuales instalaciones.