Comprar Mascarillas Béjar

Cipriano González: "Agradecimiento desde el Dolor"

Redacción i-bejar.com
Julio 26, 2008

Han pasado tres días y me parecen una eternidad. Siento en lo más profundo de mi alma el dolor de la pérdida de mi hijo Amable y siento que me va a costar mucho tiempo y mucho esfuerzo pasar esa página de mi vida, lo sé, pero desde esas mismas profundidades siento la necesidad de agradecer a todos los bejaranos y las bejaranas, y a tantas personas que desde la cercanía a Béjar o desde la lejanía se han sentido unidos a nosotros en estos terribles momentos.

Sé, por mi familia y mis amigos, que muchos de los que vinieron con la intención de acercarse a nosotros y tratar de consolarnos con su palabra o su presencia, no lo lograron. Lamento profundamente que ese esfuerzo no diera resultado, pero amigos, no había ni tiempo material ni había corazón que lo soportase, os pido disculpas por ello, pero permitidme que os diga que os lo agradezco de todo corazón. No puedo contar los telegramas, cartas, correos electrónicos y mensajes que hemos recibido. Gracias a todos. Os contestaré.

En estos difíciles momentos, cuando uno no le encuentra sentido a la vida, a la tarea diaria, a lo cotidiano, cuando todo se vuelve negro y solo deseas que pase la noche a ver si ocurre algún milagro por el día, es en esos momentos cuando uno siente lo que hay mas abajo de la epidermis, de lo que sólo se ve a simple vista y hoy, a pesar de mi dolor y del de los míos, os digo a todos que me siento orgulloso de vivir en esta ciudad y de regir a unas gentes capaces de dejar todo para buscar ayudar al que sufre. También quiero manifestar que me siento orgulloso de mi familia, unida en el dolor como pocos días antes estuvo unida en la felicidad de la boda, pero permitidme una confesión: me siento mucho más orgullosos de mis amigos, de todos, que desde el primer momento del óbito supieron qué había que hacer y cómo había que hacerlo, para que el tránsito que tendríamos que pasar fuera mucho más llevadero. Aun hoy que lamentablemente todavía no ha terminado, me emociona solo pensarlo. Nos os olvidaré nunca, amigos.

Y quiero agradecer a la Guardia Civil, a los Bomberos de Béjar, a los servicios sanitarios, y a la empresa Casas y Viviendas Cabrera para quien, desde el principio de su vida laboral estuvo siempre trabajando mi hijo Amable, el que hayan sido capaces de ir resolviendo todos los problemas, que no son pocos, para devolver la normalidad a la realidad.

Marisol, Jorge, Susana y Lala de un lado, junto a Pili –gracias hija-, y Eva ya definitivamente parte de mi familia, os digo que nos queda un largo y duro camino que recorrer, pero hemos puesto las bases para hacerlo en equipo, como los buenos. Estoy seguro que venceremos las flaquezas, que las tendremos, pero juntos, con la familia de Eva -Chan, Aurora y el resto-, allá donde estés Amable y seguro que nos estarás mirando, comprometo no defraudarte, hijo, en aquella ilusión a la que tú siempre me animaste, en la lucha por hacer que esta ciudad sea un poco más justa, eso sí compañero, desde donde estés tienes que arrimar el hombro ¡Lo harás, ¿verdad?! Un beso, hijo.

Con todo el cariño de tu padre.
Siempre estarás en mi corazón.
Cipriano González Hernández, padre de Amable González Ramos