Carbónica Molina, 75 años de dedicación empresarial en Béjar

Palma & Borrego Abogados

Redacción i-bejar.com
Agosto 13, 2009 - 10:51

Este año la empresa bejarana Carbónica Molina celebra el 75 aniversario de su fundación

Carbonica MolinaLa calle Mansilla, casi en los albores del siglo pasado, allá por 1934, fue testigo de los inicios de la empresa. Fue en esta vía bejarana donde se ubicó la empresa regentada por Juan y Evelio Rodríguez y Antolina Domínguez, esposa del segundo.

Evelio hijo del matrimonio fundador recuerda así los inicios de su familia.

En la calle mansilla permanecieron hasta 1968 y desde entonces el lugar donde la empresa desarrolla la actividad es en Carretera de la Estación.

Evelio Rodríguez empezó por primera vez la fábrica familiar, a los once años cuenta como se hacían los repartos entonces: primero en carro y después en burro. En la actualidad carbónicas Molina cuenta con una importante flota entre camiones y furgonetas.

Carbonica MolinaTodo ha evolucionado con los años: el medio de transporte, las maquinas y por supuesto las botellas, que se fueron haciendo más higiénicas y más funcionales. De la curiosa botella de bola quedan ejemplares en la fábrica bejarana. Uno cuando la ve no deja de preguntarse el significado del artilugio.

Los hermanos Evelio y Alfredo Rodríguez muestran orgullosos el material de trabajo, que ha sido expuesto en alguna ocasión. En la fábrica se pueden encontrar desde facturas de compra de maquinaria por valor de 1300 pesetas, en el año 34 hasta tapones, etiquetas como la de la clara con limón a diez céntimos de peseta o recortes de periódico de la época y fotografías de las múltiples colaboraciones que realizaba la empresa.

Los gerentes cuentan la anécdota de cómo les eran sustraídas, de los primeros camiones allá por el año 54, las botellas con el fin de quedarse con las caperuzas. Unas caperuzas que resultaban muy valiosas puesto que con un número determinado se podía entrar gratis al cine.

Carbonica MolinaA pesar de lo duro de la pervivencia empresarial en la ciudad, Carbónica Molina ha apostado por su continuidad y en la actualidad invierte en futuro. Molina hizo una inversión en maquinaria nueva, de más de medio millón de euros, con un único objetivo el de poder competir ofreciendo calidad en sus productos.

Entre la nueva maquinaria se encuentra la potabilizadora de agua a base de ozono, la sopladora que se encarga de hacer botellas de un simple tubo de plástico de no más de 10 cm , la taponadora o los enfriadores de agua. En la fábrica se pueden producir 5000 litros de producto cada hora.

En la actualidad la empresa bejarana distribuye en las provincias de Salamanca, Cáceres y Ávila. Molina es la única empresa en la provincia salmantina que queda dedicada a la elaboración de este tipo de productos. Cuenta en este momento con cerca de 1200 clientes directos.

Carbonica MolinaEvelio y Alfredo Rodríguez consejeros delegados de la empresa bejarana tienen claro que la fabrica debe seguir en manos de la familia y por eso hace dos años firmaron un protocolo de compromiso para que siempre sea de la familia. Este compromiso fue registrado en la Junta de Castilla y León.
Actualmente la fábrica bejarana cuenta con 30 empleados. En Plasencia cuentan con una distribuidora que se ocupa de servir en la provincia de Cáceres.

Suponemos que el trabajo, la constancia y el cariño a la empresa que se le tiene en la ciudad ha sido lo que ha empujado al equipo de gobierno a hacer una propuesta hace unos días en la comisión mixta de participación ciudadana: la de otorgar a Carbónicas Molina un reconocimiento institucional como se recoge en el reglamento de honores y distinciones. La propuesta fue respaldada por la mayoría de los presentes en esta reunión y en el mes de septiembre será llevada a pleno para su aprobación.
El galardón será entregado el día del patrón, el día 29 del próximo mes.

Reportaje: Gentileza de Cadena SER Béjar