Béjar, el regreso a las antiguas zonas de baño

Redacción i-bejar.com
Agosto 11, 2020

El calor y las medidas restrictivas por la pandemia han suscitado el regreso a las zonas de baño visitadas tradicionalmente por los bejaranos

Pesquera Negra, próxima a El Canalizo

El Canalizo, la Garganta del Oso o Puente Nueva son algunas de las zonas elegidas por los bejaranos y los visitantes como alternativas naturales a las piscinas. Refrescarse durante la ola de calor, que ha coincidido con el inicio para muchos de las vacaciones, y las medidas restrictivas en las instalaciones de baño han suscitado el regreso a las tradicionales zonas de baño. Aunque existen otras, menos populares, pero de incalculable valor paisajístico, como La Pesquera Negra, próxima al canalizo.

No es extraño, por tanto, que, durante el pasado fin de semana, los escasos aparcamientos, en cruces, curvas, incluso en los propios caminos de acceso se vieran pobladas por numerosos vehículos cuyos ocupantes buscaban estas zonas de baño. La Carretera de Candelario a Navacarros, en los accesos a la Garganta de El Oso, el acceso a El Canalizo eran algunas de estas zonas donde no se podía aparcar debido al alto número de vehículos estacionados. Incluso el Cancho de la Muela, una zona más alejada de los núcleos urbanos presentaba un alto índice de visitantes.

Turismo de Temperatura

El "Turismo de Temperatura", como se ha dado en conocer a la tendencia de desplazarse a los lugares con temperaturas más bajas durante los periodos vacacionales, ha encontrado en Béjar el destino idóneo, debido a su clima mucho más agradable y que a pesar del calor de la última ola, es mucho más asequible que en lugares próximos. La existencia, además de las zonas de baño mencionadas ha propiciado que sea el lugar elegido por muchos visitantes.

Medidas preventivas

Tal y como indican la directrices higiénico-sanitarias de las zonas de aguas de baño de Castilla y León en el estado de “nueva normalidad por covid-19”, publicada finales del mes de junio,  “Las zonas de baño con pozas, remansos y cauces de agua dulce con escaso caudal que pueden ser frecuentadas por bañistas, se deberá prestar especial atención, pues estos medios acuáticos no son aconsejables para uso recreativo”.