Béjar: El expolio de Hispano Textil. Un reportaje de Raúl Martín

Redacción i-bejar.com
Marzo 04, 2012

Esta industria, que lleva cerrada cerca de 20 años, ha sufrido durante todo este tiempo el robo de materiales diversos, pero nunca nadie se había atrevido con las enormes vigas que forman su estructura

Hispano Textil, BéjarEl fotográfo y cámara, Raúl Martín, publica un reportaje sobre el expolio que están sufriendo las instalaciones de la que fuera una de las factorías más importantes del textil en Béjar, Hispano Textil. Posiblemente, Hispano Téxtil fue un punto de inflexión en el devenir de una ciudad que, hisoricamente se ha jactado de industrial. Este es el reportaje, con fotografía, téxto y video de Raúl Martín.

Raúl Martín / Desde principios de este año se está produciendo un expolio sin medida en las ruinas de la antigua fabrica de Hispano Textil, un grupo de hombres y mujeres de nacionalidad rumana están desmontando las estructuras metálicas de las naves.

Esta industria, que lleva cerrada cerca de 20 años, ha sufrido durante todo este tiempo el robo de materiales diversos: cobre, aluminio, hierro dulce y fundido, pero nunca nadie se había atrevido con las enormes vigas que forman su estructura.

Este trabajo lo están haciendo con total impunidad, sin que nadie les diga nada. La Policía Nacional y Local se han personado pero no les pueden detener si no les pillan con las manos en la masa o cargando el material en furgonetas o camiones.

Si no hay denuncia de los dueños tampoco se les puede perseguir. Este hecho es conocido muy bien por ls autores, el grupo de emigrantes rumanos, que lo estan llevando acabo, saben perfectamente que el solar pertenece a varios bancos y que nadie se preocupa de lo que sucede allí dentro.

Hispano Textil, Béjar
Esta era la imagen de la 1ª nave hace tan solo 2 meses

Hispano Textil, Béjar
Así se encuentra en la actualidad

Hispano Textil, Béjar
El 15 de diciembre, que fue la última vez que entre, este era el aspecto de la 2ª nave y aunque estaba muy deteriorado aun mantenía la mayor parte del tejado

Hispano Textil, Béjar
Así se encuentra a día de hoy

Hispano Textil, Béjar

En la foto anterior se pueden ver a un hombre y una mujer (de nacionalidad rumana) los cuales no tuvieron el mayor problema en seguirme cuando vieron que estaba haciendo fotografías, me identifique como periodista y no dudaron en hablar conmigo. En todo momento negaron las actividades que llevan realizando varios meses. Me contaron que eran unos españoles de otro pueblo, los que estaban llevandose el hierro.

Al salir de esta nave me encontré a otros dos hombre que tampoco dudaron en hablar conmigo y también negaban que se estuvieran llevando material de allí ,"mira como estoy, estoy limpio, no estoy trabajando" decía uno de los rumanos. La verdad es que llevaba unos pantalones negros y una sudadera negra impoluta. Después, revisando las fotos en casa, he visto que llevan otra ropa encima y cuando entra alguien sospechoso se la quitan y se alejan del lugar.

Hispano Textil, Béjar

No he conseguido ver es donde guardan el material que cortan para luego llevárselo. Tampoco localicé los sopletes, mazas, ...

VIGILANCIA

Utilizan una técnica para no ser sorprendidos, siempre esta uno vigilando, y cuando se acerca alguien que no es un abuelete o alguien paseando al perro, silva para que los demás se escondan y se quiten la ropa. A esto hay que unir que tienen varios perros , los que, cuando sienten que alguien se acerca, ladran. Se puede apreciar a uno de ellos en la foto inferior.

Hispano Textil

Esta es la panorámica de la primera nave mirando hacía la sierra. Ya solo les queda un pequeño rincón. En esta foto es donde posteriormente me di cuenta que se quitaban la ropa y la dejaban abandonada. Desde la carretera de los pinos había visto a uno de ellos tirando de unos hierros con un jersey gris y pantalones negros, los podéis ver abajo a la izquierda.

Hispano Textil, Béjar

Esta foto es un recorte de la anterior, donde se aprecia mejor la ropa tirada.

Hispano Textil

Después de un rato, la primera mujer que hablo conmigo y dos hombre más, volvieron y se pusieron a escarbar los escombros. En ese momento me di cuenta que llevaba la Nikon D7000 que graba vídeo en HD y ni corto ni perezoso me fui de nuevo hacia ellos grabando y esta es la milonga que me contaron. Pido disculpas por el sonido defectuoso (no quite el autofocus, lo hice todo sin pensar) pero lo he subtitulado para una mejor comprensión.

Fotos y Video: Raúl Martín