Comprar Mascarillas Béjar

Béjar se suma a la iniciativa ‘Ciudades por la Vida contra la Pena de Muerte’



Redacción i-bejar.com
Noviembre 30, 2021

Algunos edificios municipales, como el ayuntamiento de Béjar o el Teatro Cervantes se iluminarán con luz amarilla.  

Fachada del Ayuntamiento de Béjar

Con motivo de la 19ª edición de Ciudades por la Vida contra la Pena de Muerte, el 30 de noviembre se llevarán a cabo varias iniciativas simbólicas que visibilicen esta adhesión en más de 2.300 ciudades de todo el mundo. Béjar se suma a esta iniciativa y organiza actividades como colgar una pancarta en el balcón del consistorio o iluminar de amarillo los edificios del ayuntamiento y el Teatro Cervantes de Béjar. 

Este año participarán en esta jornada más de 2.371 ciudades de todo el mundo. En España, son más de 80 las ciudades las que se suman a esta iniciativa contra la pena de muerte, entre las que se incluye Béjar.

La Jornada de Ciudades por la Vida se convoca desde 2002 para impulsar la abolición de la pena capital en todo el mundo y conmemora la primera vez que fue abolida en el Gran Ducado de Toscana en 1786. Se trata de una iniciativa internacional impulsada por la Comunidad de Sant’Egidio, con el apoyo de la Coalición Mundial contra la Pena de Muerte, de la cual Amnistía Internacional es fundadora junto con alrededor de 60 organizaciones, colegios de abogados, sindicatos y autoridades locales y regionales de todo el mundo.

La pena del muerte en el mundo

Según los datos ofrecidos por Amnistía Internacional, cada año, el número de ejecuciones en todo el mundo desciende. El año 2020 concluyó con un 26% menos de ejecuciones que el año anterior, tendencia a la baja que se registra desde 2015. Además, es la cifra más baja en más de 10 años. Entre los países que llevaron a cabo ejecuciones en 2020 destacan Egipto, que triplicó su cifra anual de ejecuciones respecto al año anterior, y China.

Actualmente, hay casi 30.000 personas condenadas a muerte en todo el mundo, si bien tan solo nueve países son responsables del 82% del total conocido: Irak, Pakistán, Nigeria, Estados Unidos, Bangladesh, Malasia, Vietnam, Kenia y Sri Lanka. Además, hay un número elevado de personas condenadas a muerte en países de los que no se conocen las cifras, como en Arabia Saudí, China, Corea del Norte, Egipto e Irán.