Arde el almacén de Béjar cuyos propietarios fueron agredidos recientemente



Redacción i-bejar.com
Septiembre 21, 2013

El propietario, visiblemente afectado, y con el que i-bejar.com pudo hablar esta mañana, se mostraba indignado por la situación

El almacén de productos congelados de la calle Victor Gorzo de Béjar, cuyos propietarios fueron recientemente agredidos, ardía de madrugada. El incendio se declaró pasada la medianoche, los bomberos fueron avisados en torno a la una de la madrugada y las tareas de extinción se prolongarán hasta pasadas las 2.

Fue necesaria la intervención de los efectivos bejaranos, con equipos autónomos, para poder acceder al interior del almacén que contenía además de las cámaras de congelados y productos en stock, los vehículos con los que la empresa realiza su trabajo.

El propietario, visiblemente afectado, y con el que i-bejar.com pudo hablar esta mañana, se mostraba indignado por la situación. Lamentaba los daños y advertía de la posibilidad de tener que irse fuera después de todos los acontecimientos por los que está atravesando junto a su familia.

Las instalaciones sufrieron considerables daños materiales, así como el vehículo de reparto que se encontraba estacionado en ellas. Las oficinas del almacén también resultaron muy afectadas. Algunas informaciones apuntan a que la puerta del establecimiento aparentaba haber sido forzada.

En la mañana del sábado el propietario del establecimiento interpuso la correspondiente denuncia ante la policía, cuya sección científica acudía al lugar de los hechos y realizaba las oportunas pesquisas para determinar si el incendio pudo ser provocado.

Recientemente la Policía Nacional de Béjar detenía a dos personas por haber agredido y amenazado a una mujer a la puerta del establecimiento que hoy resultaba calcinado. El origen de la agresión fue el requerimiento por parte de la víctima de la retirada de un vehículo que se encontraba estacionado justo a la entrada del establecimiento de congelados, motivo por el que la mujer recibió una fuerte agresión con objetos contundentes. Las lesiones la obligaron a ser trasladada al hospital Virgen del Castañar dónde estuvo ingresada durante varias horas.