El ARCH permitirá la rehabilitación de 340 viviendas y locales en el casco histórico de Béjar

Fiestas B?jar 2019
Redacción i-bejar.com
Diciembre 23, 2010 - 20:18

El departamento de urbanismo del ayuntamiento de Béjar anuncia la puesta en marcha de una oficina

La semana pasada desde este medio adelantábamos la aprobación del ARCH, por parte de la Junta. El plan para la rehabilitación del casco antiguo que permitirá la rehabilitación de 340 viviendas y locales del casco histórico. Para la puesta en marcha de este plan sólo faltaba la participación de la administración regional. Durante los próximos cuatro años el Ministerio de Vivienda, la Junta y el ayuntamiento subvencionaran a los propietarios de las viviendas, objeto de la rehabilitación, quienes tendrán que aportar el 20 por ciento de la cuantía de la rehabilitación, el resto será subvencionado por las tres administraciones.

Manuel Martín Bejarano

El preacuerdo con la Junta fue firmado en diciembre de 2009 pero la administración regional ha retrasado el proceso un año, lo que no estará exento de dificultadas relacionadas con las subvenciones programadas para este año que termina. El ayuntamiento trabajará ahora para que las de este año se incluyan en el 2011.

El concejal de urbanismo, Manuel Martín, anunció la puesta en marcha de una oficina en el ayuntamiento para atender a los ciudadanos interesados en la rehabilitación de sus viviendas.

Manuel Martín Bejarano

La rehabilitación de las viviendas incluye cubiertas, fachadas, zonas comunes y estructuras. El ayuntamiento de Béjar espera que en el mes de febrero se puedan empezar a resolver los casos de rehabilitación que se propongan y han destacado que todos los gastos de honorarios de los técnicos que realicen proyectos también están subvencionados. El ayuntamiento invitó a los propietarios interesados, para que se pongan en contacto ya con aparejadores y arquitectos y así adelantar el proceso.

Dentro de las actuaciones del ARCH se encuentra la rehabilitación del mercado de abastos que dará comienzo en enero de 2011. Los tres puestos del mercado que funcionan en la actualidad serán trasladados a la parte baja, durante el tiempo que duren las obras.