Alejo Riñones denunciado por un presunto delito de tráfico de influencias

Redacción i-bejar.com
Noviembre 03, 2008

En la denuncia se adjuntaban unas declaraciones de un conocido empresario bejarano en las que aseguraba haber recibido la llamada del entonces alcalde para que contratara en Gecobesa a la novia de uno de sus concejales del Equipo de Gobierno

En la mañana del martes 28 de octubre, se registró una denuncia dirigida a la Fiscalía General del Estado en la que se ponía de manifiesto que el ex-alcalde popular de Béjar, Alejo Riñones Rico, podría haber cometido un delito de tráfico de influencias.

En la denuncia, avalada por pruebas gráficas, se adjuntaban unas declaraciones de un conocido empresario bejarano, José Hontiveros, en las que éste aseguraba que había recibido la llamada del entonces alcalde, Alejo Riñones, para que contratara en Gecobesa, empresa gestora de las instalaciones municipales de la estación de esquí La Covatilla-Sierra de Béjar, a la novia de uno de sus concejales del Equipo de Gobierno.

Hontiveros, cuenta en esas declaraciones, cómo Riñones se dirigió a él para esa contratación directa, las causas del interés político de la misma, así como también las consecuencias que trajo consigo el despido de la persona en cuestión, después de que hubiera sido, efectivamente contratada, como exigió el entonces máximo dirigente del Consistorio bejarano.

Al mismo tiempo, Hontiveros, en esas mismas declaraciones y según consta en la denuncia remitida a la Fiscalía General del Estado, también acusa, aparentemente sin pruebas, a la novia del concejal, contratada por la empresa de la que él era Consejero, de un presunto delito de hurto, al considerar que ésta se apropió indebidamente de «unas llaves y unos ordenadores».

En la denuncia remitida a la Fiscalía General del Estado se solicita que se depuren y determinen las responsabilidades del entonces alcalde ante estos hechos, avalados por la propia declaración del principal testigo y contados en primera persona por éste en una prueba gráfica que se ha adjuntado a la misma.

Además, en la denuncia, se destaca la pasividad del locutor que escuchó en directo las declaraciones realizadas en su medio de comunicación, y no denunció tales hechos una vez escuchados.

Se da la circunstancia que el ex-alcalde de Béjar, Alejo Riñones, ya es de sobra conocido en los juzgados porque perdió muchas causas de lo Social con diversos contenciosos con los propios trabajadores municipales tras que aquél tomara decisiones que no se atenían a Ley, tal y como demuestran numerosas sentencias al respecto, y fue denunciado en dos ocasiones por prevaricación, si bien, en estos casos, la causa fue archivada por falta de pruebas concluyentes.

Fuente: La Voz de Salamanca