El alcalde de Béjar ve visos de intencionalidad electoral en la polémica suscitada por Gecobesa

Redacción i-bejar.com
Enero 24, 2011 - 13:38

Cipriano González confía que Gecobesa consiga los fondos para sacar adelante el proyecto, dice ser consciente del elemento de desarrollo que constituye la Covatilla

Cipriano GonzálezEl alcalde de Béjar desconoce la intencionalidad de Gecobesa al iniciar la polémica sobre la gestión de la Covatilla en el momento actual, aunque sospecha que la proximidad de elecciones municipales pueda haber influido en el momento de motivarla. En 2005 los gestores que hoy suscitan la polémica firmaron el convenio que contemplaba la adjudicación que permitía la ley, es decir 20 años mas una renovación de otros 5, lo que indica que el contrato se extiende al 2030 y hace que todos se pregunten el motivo de la polémica suscitada por Gecobesa.

La relación contractual entre ayuntamiento y la gestora está basada en un pliego de condiciones en vigor, el cumplimiento del pliego rige las acciones del consistorio. El alcalde confía en los técnicos municipales que aseguran que el ayuntamiento de Béjar está cubierto jurídicamente y sospecha de la intencionalidad electoral de haber suscitado la polémica.

Cipriano González confía que Gecobesa consiga los fondos para sacar adelante el proyecto, dice ser consciente del elemento de desarrollo que constituye la Covatilla para la ciudad y que en un año como este, razonablemente propicio meteorológicamente, desde Gecobesa deberían hablar "de nieve y esquiadores, no de situación catastrófica de nuestra ciudad". González apuesta por la Covatilla, y por que la Gestora resuelva sus problemas de liquidez y financiación, no niega que el equipo de gobierno esté intercediendo apra ayudar a la gestora a pesar de lo cual obtiene esta respuesta beligerante de los administradores de la sociedad gestora de la estación de esquí. Cipriano González realizó un llamamiento a la unidad para tratar de resolver estos problemas.

En este orden de cosas cabe destacar la presencia de los dirigentes populares de la zona en la reunión entre la Gestora y los empresarios del sector. En varias ocasiones durante la reunión Francisco Montero elogio el trabajo desarrollado por Alejo Riñones, en cambio, este, pocas horas antes había dudado de la gestión de la Covatilla y lo había hecho públicamente, durante una comparecencia de prensa.