Comprar Mascarillas Béjar

Vado Permanente se reúne en Béjar después de 34 años



Redacción i-bejar.com
Agosto 30, 2021

Los componentes del grupo musical bejarano de los 80 se dieron cita después de tres décadas y dos años de pandemia.

Collage con imagens actuales y de hace 34 años del grupo bejarano

El pasado sábado se dieron cita en Béjar los componentes Vado Permanente, un grupo musical de Pop rock juvenil que surgió en Béjar en los años 80, concretamente entre 1984 y 1987. Aunque en su trayectoria apenas pueden contarse 4 años de vida, dejaron tras de sí algunos temas, cuyos acordes y estribillos muy pocos recuerdan; “...dímelo tú, conejito de Mamelú…”, y algunos tararean. Lo hicieron durante una comida de miembros y familiares en la Plaza Mayor, la sesión de fotos en El Bosque para rememorar la que en su día fue el único cartel conocido del grupo, o los pinitos con los instrumentos después de más de 30 años para los que se reunieron en la cercana localidad de San Bartolomé de Béjar, en un local, durante 4 horas, preparado para la ocasión.

Batería, bajo y dos guitarras, era la fórmula del éxito del rock juvenil de la época y así surgió en 1984 Vado Permanente, compuesto por Luis Carlos Sánchez, Juan Carlos Merino, José Antonio Nieto y José Román Campo. 

Aunque solo se puedan contabilizar 3 años de historia del grupo, pues como hemos dicho se disolvería 3 años más tarde, la formación dio pie a la creación de nuevos grupos que surgirían ya en la década de los 90.

Una corta pero intensa trayectoria. Conejito de Mamelú, Ese soy yo, Una o Buscando..., son solo algunos de los temas que produjeron y que los bejaranos movieron por festivales castellanoleoneses. Aunque el Ayuntamiento de Béjar de la época, “nunca nos diera bola”, tal y como recuerdan los componentes, del 84 al 87 se presentaron a numerosos festivales en la comunidad.

En Béjar se celebró un festival de ámbito nacional en el que el jurado les relegó a la tercera posición del concurso. Un evento en el que participaron bandas legendarias como Héroes del Silencio. La participación en los festivales se gestó a través de la intervención de Eduardo Sánchez Dorado, periodista de Béjar de RNE, apasionado por la música que los llevó a participar en estos eventos.

En la localidad zamorana de Benavente, empleando el equipo de Gabinete Caligari montado en el escenario, fueron segundos durante dos años consecutivos.

Durante el fin de semana se reunieron en Béjar, ellos y la familia que los acompaña desde diferentes partes de España. Comieron, se fotografiaron y tocaron en un ámbito particular — un local en San Bartolomé de Béjar—, algunas versiones de otros grupos. “Estamos un poco oxidados para ponernos con los nuestros”, dijeron. Ahora cabe preguntarse si, nostálgicos, se han planteado la posibilidad de reunirse de nuevo, aunque sólo sea para recordar algunos de aquellos temas.