La Policía Nacional alerta sobre las estafas bancarias "on line"



Redacción i-bejar.com
Julio 20, 2022

En los fraudes bancarios los autores remiten SMS que incluyen enlaces que redirigen a páginas falsas o bien realizan llamada telefónica simulando ser empleados de la entidad.

Phishing

Ante la proliferación del número de denuncias sobre este tipo de delito en los dos últimos meses, desde la Policía Nacional recuerdan el modus operandi de las ciberestafas bancarias, dando recomendaciones sobre la forma de actuar.

Una de las modalidades del fraude bancario se realiza mediante el envío de SMS, llamada telefónica o ambas a la vez. En todos los casos los delincuentes tratan de obtener información personal y datos bancarios de las cuentas de las víctimas haciéndose pasar por trabajadores de las entidades bancarias, para posteriormente realizar transferencias fraudulentas.

En las llamadas telefónicas efectuadas, comunican al cliente que se han detectado accesos sospechosos a sus cuentas y le solicitan datos bancarios y personales o le facilitan claves o códigos de seguridad que debe introducir para evitar las transferencias fraudulentas detectadas desde su cuenta. Y posteriormente utilizan los datos obtenidos para realizar cargos en las mismas.

Mediante el envío masivo de SMS falsos con enlaces que redirigen a páginas que simulan ser de entidades bancarias, en las cuales al introducir los datos que solicitan se están facilitando directamente a los delincuentes. 

La Policía recuerda que las entidades bancarias nunca solicitan datos personales ni contraseñas por estos dos medios (SMS o llamada telefónica), por lo que se debe desconfiar de este tipo de solicitudes. Nunca facilitar claves secretas ni datos personales a través de ningún canal. En caso de duda sobre el origen de la llamada o el SMS recibido, se debe colgar la llamada o no hacer “clic” en el enlace facilitado y llamar directamente al número de contacto utilizado habitualmente con nuestro banco.

Las víctimas facilitan los datos solicitados o acceden en la página fraudulenta a través del enlace recibido, dándose posteriormente cuenta de que han sido víctimas de un engaño.

En todos los casos se debe mantener la calma y tratar de asegurarse antes de facilitar datos personales o bancarios, haciendo las comprobaciones sobre la legitimidad de la página web a la que se ha accedido y de la dirección URL.