Salvemos Béjar hace llegar sus propuestas al Congreso

Fiestas Béjar 2019
Redacción i-bejar.com
Septiembre 06, 2019 - 14:00

El documento trasladado a los representantes de PODEMOS contempla medidas relacionadas con la comunicación, sanidad, educación y cultura, entre otras áreas

Imagen utilizada por la plataforma para uno de sus proyectos

El miércoles 4 de septiembre se reunieron en el Congreso de los Diputados las plataformas de La España Vaciada con representantes de Unidas Podemos para tratar diversos temas con relación al medio rural y la despoblación.

Desde Salvemos Béjar, no pudieron acudir a la cita por lo que una de las componentes de la plataforma se reunió en Salamanca con miembros de CCRL para hacer llegara las plataformas el documento que reproducimos en esta noticia, intentando de este modo poner en conocimiento de los responsables políticos nacionales las demandas de Béjar y comarca. 

Comunicado

“Desde Salvemos Béjar, plataforma surgida para promover prácticas sostenibles en el medio rural que luchen contra la despoblación y fomenten las relaciones sociales en la “ciudad” y con la comarca. Queremos hacer llegar las siguientes propuestas basadas en nuestra experiencia de la despoblación en la mencionada zona del oeste peninsular. 

El principal problema es el modelo centralista que va desabasteciendo paulatinamente las zonas alejadas de los focos donde se concentra no solo la actividad económica mayoritaria sino incluso algunos de los servicios más básicos. No solo es un problema de la España Vaciada, también lo es de la España Saturada con ciudades que tampoco pueden manejar sus niveles excesivos de habitantes sin ser conscientes de que una mejor distribución de los recursos haría mucho bien a todas. Más, viendo el notable aumento de: la pobreza, la desigualdad, el incremento de la inseguridad, la contaminación etc. 

Los pueblos se vacían, porque se pierden infraestructuras que provocan peores condiciones de vida, expulsando a los habitantes hacia un lugar donde “se pueda vivir”, llevándolos a un mismo destino igual de complicado. Esta situación se agrava llegando a ocurrir en capitales. La nuestra, Salamanca, pierde población dentro de una provincia ya marcadamente despoblada. 

Los servicios públicos deben reforzarse en lugar de ir perdiendo prestaciones 

SANIDAD

Los hospitales que se mantienen en ciudades pequeñas, como es el caso de Béjar, deben ser reforzados pues su labor no solo mejora la calidad de vida de los vecinos de la comarca, sino que alivia las interminables listas de espera y la consecuente saturación de los servicios en las ciudades de mayor tamaño. Una dotación adecuada de medios y personal. Que, en dichos lugares, no es un gasto injustificado, sino una inversión que evita que los problemas de salud y logística se agraven innecesariamente. 

Ejemplo: En Béjar, “ciudad” que dispone de un hospital, nos vemos privados de poder realizar ciertas pruebas de diagnóstico en determinados días puesto que en Salamanca (La CAPITAL, centro del que dependemos en el sistema actual) es fiesta local, y algunas de las pruebas de nuestro hospital dependen de la cobertura que nos ofrezca el “centro de referencia” 

Este hecho, supone actualmente, mantener diferentes centros sanitarios abiertos ofreciendo un trato incompleto a la ciudadanía. 

¡NO TIENE NINGUNA LÓGICA! 

¡La salud de las personas no puede ser algo con lo que se juegue! 

Por lo que se debe garantizar una asistencia sanitaria completa, con unos mínimos establecidos. Que aseguren a cada persona, tener un centro sanitario accesible. El hecho de no disponer de esta cobertura, supone el desplazamiento de grandes masas de personas. En núcleos de población más pequeños, la actuación ha de ser similar. Se deben dar unas condiciones dignas a los médicos y farmacéuticos en zonas rurales, más considerando el envejecimiento y necesidades de la población que allí habita. 

EDUCACIÓN Y CULTURA 

La educación y la cultura también han de ser una prioridad. Pues, sabedores de la disminución de la natalidad, las ratios aplicadas para poder impartir una clase, deberían ser adaptadas en cada localidad. Buscando que los estudiantes puedan cursar, no ya, las asignaturas. Sino los itinerarios de estudios, sin el temor de no sumar un número suficiente de alumnos. Además, estos itinerarios podrán ser adaptados a las necesidades de cada localidad, en relación a un proyecto global en el que se establezcan relaciones entre las partes (A propósito de esto, se propone la transformación de las cabezas de comarca en centros de investigación -sector cuaternario- vinculados a otros sectores, de tal forma que se produzca un desarrollo comarcal que propicie la valoración de los diferentes puestos de trabajo y establezca vías de cooperación entre los mismos). En este caso, es comprensible, que se establezcan unos mínimos, pero han de adecuarse a las circunstancias. Entendiendo, que es más valioso un centro en funcionamiento óptimo. Que un centro, en el que se ofrece una educación descontextualizada. Las universidades, institutos y colegios, deben ofrecer una educación adaptada a su lugar de origen, para fomentar que las personas continúen habitando allí donde han elegido vivir, por factores externos a los económicos. Bien sea, por la familia, el hábitat, el clima, el patrimonio, los amigos... 

La riqueza del medio rural 

Es de remarcar como gran parte de la riqueza natural que tenemos queda en manos de los pocos que viven en su entorno siendo un buen mantenimiento indispensable para, mirando a largo plazo, establecer una ganadería y agricultura que no solo pueda dar beneficios a quienes se dedican a ello, sino que mantendrían en buen estado de nuestros campos, bosques, ríos etc. 

En una época como la que estamos viviendo, en la que la contaminación, los incendios, las catástrofes naturales en general... Ponen en compromiso nuestro porvenir. Siempre será más barato preservar lo que tenemos que afrontar las consecuencias de riadas, incendios y otros posibles problemas que son más adversos cuanto más nos despreocupamos del entorno. A mayores, existe un compromiso establecido entre diferentes países, llamado “AGENDA 2030”, que difícilmente será cumplido, sino se tiene en cuenta el CRECIMIENTO SOSTENIBLE de los hábitats. 

Por ello las ayudas económicas han de priorizar estas opciones de sostenibilidad antes que macrogranjas, formas de minería muy contaminantes... Siendo necesarios igualmente los incentivos para quienes tiene sus negocios en zonas poco pobladas, pues se enfrentan a problemas muy específicos y cuyo mantenimiento es necesario para que se siga teniendo futuro en estas zonas. 

No se puede pretender que toda la salvación venga de mano del turismo que para nada es inocuo, hace que aparezcan nuevos problemas. El medio rural corre el peligro de ser convertido en un “parque temático” donde la vida que se desarrolle en esas localidades se limite a la de los turistas con una carencia de servicios públicos que fijen población y que suplan las necesidades de los habitantes antes mencionados. Determinados “barrios icónicos” sufren también los efectos del turismo expulsando a sus vecinos por la subida de precios en el alquiler o la proliferación descontrolada de pisos dedicados al turismo. Siendo todavía más grave si entramos a considerar el escaso nivel de conservación que tienen las obras de arte y espacios arquitectónicos de grandísimo valor dispersos por nuestras provincias. 

La riqueza cultural y natural también es riqueza, siendo la mejor forma de cuidarla cuidando a sus vecinos. 

Comunicaciones y telecomunicaciones 

Nada de lo anteriormente expuesto será posible sin que los medios de transporte puedan acercar lo que en zonas rurales se está haciendo allí donde la economía mueve sus hilos. 

Con esto nos referimos a que el mantenimiento de las carreteras ya no solo se convierte en una cuestión de garantizar la seguridad de quienes circulan, cosa indispensable, sino en una forma de acabar con el aislamiento y el ostracismo que muchos pequeños núcleos de población padecen no solo cuando la meteorología es especialmente adversa. 

La Vía de la Palta que ramificaba las comunicaciones en el oeste ha tenido una importancia histórica. Para nada casual. Siendo especialmente perjudicial la pérdida del tren. Una desventaja al ser este un medio más seguro, respetuoso con el medio y con una capacidad de transporte de mercancías y pasajeros mayor. 

Sabedores de que el tren es una infraestructura necesaria para el desarrollo del país, aunque difícilmente recuperable en el oeste, dadas las políticas centralizadoras aplicadas. Que menos que impulsar la llegada de la tecnología actual a todo el territorio. Al menos una buena cobertura telefónica, bancaria y farmacéutica ha de llegar a todos los lugares. Además, Internet es una de las herramientas que más pueden impulsar la tan necesitada y mencionada descentralización por los nuevos modelos de negocio que de ella emanan. En esto han de implicarse forzosamente grandes empresas y no solo pequeños empresarios cuya presión fiscal es demasiado acusada como para atreverse a correr ciertos riesgos y que como antes destacábamos merecen apoyo institucional específico.” 

En dicho comunicado intentamos plasmar de manera global una serie de demandas, que desde luego deben ser ampliadas y debatidas por la población. Demandas que no pueden ser solventadas de manera inmediata, pero a través de las cuáles se intenta solucionar un problema que afecta a la mayoría del país, siendo especialmente dramático en zonas como la nuestra, en especial en las provincias de León, Zamora y Salamanca. 

Desde esta plataforma, continuamos en contacto con el resto de colectivos que actualmente quieren poner voz a esa población rural que se ha visto menospreciada en beneficio de las grandes áreas urbanas del país. Por lo que animamos a todo el que quiera ampliar las propuestas a unirse al debate y poder buscar una solución que evite la desaparición de diferentes núcleos rurales en nuestro país, en busca de una igualdad real independientemente del lugar de residencia de cada cual.