Comprar Mascarillas Béjar

Gecobesa sancionada por vulnerar la ley de aguas



Redacción i-bejar.com
Noviembre 12, 2007

La sentencia obliga a Gecobesa a restituir el terreno a la situación original, se le prohíbe expresamente el aprovechamiento de esas aguas y se le obliga a pagar 1.000 € por cada una de las infracciones

Tras la denuncia, en 2005, realizada por las autoridades medioambientales competentes denunciando a Gecobesa por el alumbramiento, aprovechamiento y desvío de los cauces de dos regatos para alimentar los cañones de nieve artificial de la estación de esquí. Se ha dado a conocer que esas denuncias han sido resueltas con sendas sanciones, en las que se obliga a Gecobesa a restituir el terreno a la situación original, se le prohíbe expresamente el aprovechamiento de esas aguas y se le obliga a pagar 1.000 € por cada una de las infracciones.


«Los ciudadanos hemos podido enterarnos de estas sanciones gracias a que fue imposible entregar el pliego de cargos al presidente de Gecobesa, y por esa razón debió publicarse su anuncio en el BOE (nº 27 del 31/01/2007, P. 1.114). Nos hemos enterado por casualidad de que esta empresa, de la que solo se predicaban beneficios y hoy parece estar en la ruina, ha vulnerado la ley de aguas perjudicando con sus acciones a regantes, ganaderos y usuarios de los pueblos de La Hoya, Navacarros y Candelario. Pero además de la ley de Aguas, Gecobesa también ha incumplido la primera Declaración de Impacto Ambiental que fijaba cuál era la captación de aguas permitida y qué requisitos debía cumplir», afirman desde la plataforma pro parque de Candelario.


Por otro parte, la asociación pro parque de Candelario «quiere informar a la opinión pública sobre la nueva estrategia de Gecobesa y de aquellos que se han convertido en su "lobby" de presión, que no es otra que emplear palabras suaves ("moderada", "sostenible", "respeto medioambiental"...) para ocultar una realidad devastadora del paisaje y de los ecosistemas que alberga. Sobran las palabras. Por ello esta Plataforma ha realizado un reportaje fotográfico que está publicado en nuestra Web (http://www.parquenaturaldecandelario.com/reportaje.htm). El reportaje habla por sí mismo y refleja qué es lo que entienden estos señores por "moderado", "sostenible" y "respeto a la Naturaleza"».


En otro orden de cosas, la plataforma denuncia que aunque Gecobesa afirme que la ampliación por la zona de La Cardosa es "moderada" y que todas las pistas que allí se harán serán "naturales", pro parque afirma que «esto es falso y que, tal y como se contempla en el Master Plan, sólo cuatro son “naturales” (lo que según Gecobesa implica "señalización, el establecimiento de paravientos y la retirada de aquellas piedras que puedan suponer un claro peligro..."). Esa retirada de piedras supondrá un impacto importante en el terreno, al realizarse con excavadoras de gran tonelaje. Tres de esas pistas (P. Azul 1, P. Azul 2 y P. Roja 3) requieren lo que Gecobesa denomina "acciones puntuales" , lo que en la práctica significa arrasar con todo en sitios puntuales. Y, por último, dos pistas (P. Roja 2 y P. Azul 5) necesitan "movimiento de tierras" para su realización. Estas pistas, como ejemplifica la estación actual, suponen la pérdida de la vegetación y de la capa fértil del terreno, la retirada, arrastre y, en su caso, voladura de grandes bloques graníticos y el levantamiento de grandes taludes, lo cual acarreará nuevos fenómenos de erosión y escorrentía . Además, para facilitar la evacuación de este paraje, se construirá un telesilla (que dinamita la belleza paisajística del entorno) y un remonte que, unidos a los que se ubicarán en los actuales terrenos que ocupa la estación, hará n posible que puedan llegar a la línea de cumbres 5.192 esquiadores/hora: algo totalmente desmedido para este valioso y frágil hábitat protegido por la Unión Europea»


«Gecobesa tiene derecho a defender la ampliación , pero no a mentir. Basta de discursos llenos de palabras que enmascaran la realidad. La ampliación de la estación de esquí por "La Cardosa", si se realiza, invadirá un espacio protegido, perteneciente a la Red Natura 2000, que será destruido.», afirman desde la plataforma Pro Parque de Candelario