El Club Deportivo Peña de la Cruz de Béjar denuncia nuevos vertidos al río


Medidas municipales ante el COVID-19: Fases, ayudas sociales, ayudas autonomos, información, nueva normalidad

Redacción i-bejar.com
Marzo 30, 2020 - 14:00

Según el vigilante de la CHT, agentes medio ambientales, policía, responsables de Aqualia, y concejal de Medio Ambiente de Béjar, los vertidos procederían Candelario

Imagen del río facilitada por el club deportivo Peña de la Cruz

En la tarde del pasado sábado, 28 de marzo, algo más de seis años después, "otro siniestro episodio", de similares características tuvo lugar en nuestras aguas. En esta ocasión, en un lugar diferente, aguas arriba del parque de La Aliseda.

Alrededor de las catorce horas, miembros del club recibieron una llamada telefónica alertando de la presencia de grandes cantidades de espumas en el cauce del río. Desde el club deportivo se pusieron manos a la obra, y pudieron corroborar la información con su presencia en las orillas del río, y comprobar in situ la existencia de las espumas.  

"Los responsables, sabedores del daño que podían causar, no podían escapar si no se llegaba a tiempo", destaca José Antonio López López, Deportivo de Cazadores y Pescadores "Peña de la Cruz" de Béjar. Confederación Hidrográfica del Tajo, Aqualia, Guardia Civil, Medio Ambiente, Policía Municipal, Policía Nacional, Concejal de Medio Ambiente, del ayuntamiento bejarano, y un sin fin de personas se movilizaban para esclarecer unos hechos que eran hasta este momento un misterio.

Después de recorrer una gran tramo de río, parecía que la procedencia de dichas espumas estaba más que clara. Pero, algunos de los presentes, localizaron nuevas pruebas que daban una vuelta de tuerca al caso. Vigilante de la CHT, Agentes Medio Ambientales, Policía, responsables de Aqualia, y Concejal de Medio Ambiente, ante las evidencias de que la procedencia pudiera ser aguas arriba de la ciudad de Béjar, y a sabiendas de que debían ser rápidos y precisos, se desplazaron hasta donde se vierten las aguas residuales de municipio de Candelario.

Las sospechas se confirmaron, por el colector vertían gran cantidad de espumas de similares características a las que llegaban varios kilómetros aguas abajo, inundando las aguas de la ciudad textil de unas espumas blanquecinas, como se muestra en las imágenes que acompañan a esta información. En esta ocasión, "a alguien se le estaba yendo el agua de la lavadora, en la villa de Candelario".

“Después de lo vivido en la tarde del domingo, y con la situación que estamos viviendo en estos días, de incertidumbre, desconfianza, miedo y demás, no entendemos cómo puede haber personas que se aprovechen de que nuestras calles estén vacías, nuestros caminos y entorno desiertos, y nuestro río sin nadie que pueda disfrutar de él, para cometer semejante atentado a nuestro Entorno Natural”, destaca José Antonio López .

Conexion con la EDAR de Béjar

Esta situación no se habría vivido nunca si las aguas residuales de Candelario estuvieran conectadas a la EDAR de Béjar. Han pasado algo más de cinco años desde que se dio a conocer la existencia de una partida presupuestaria destinada a la conexión de las aguas residuales del municipio corito con la EDAR de Béjar. “Cinco largos años, en los que en varias ocasiones se han elaborado proyectos de conexión, y convenios entre los dos municipios, que por diferentes razones no se han podido llegar a término”. 

Desde el Club Deportivo se culpa a “la desidia de unos, el egoísmo, y la soberbia de otros, y la falta de interés por el respeto a nuestro entorno han hecho que, una vez más nuestro Río Cuerpo de Hombre haya sufrido las consecuencias de los no humanos".

Desde aquí, en mi nombre, y como representante de este club deportivo, que se preocupa ppor nuestro entorno, y principalmente por nuestro Cuerpo de Hombre, hago una llamada a la razón, para que la conexión de las aguas residuales del municipio de Candelario sea una realidad en breve.