Podemos e IU llaman a la movilización contra el fallo de las hipotecas

Redacción i-bejar.com
Noviembre 07, 2018 - 19:06

La convocatoria será el próximo sábado 10 de noviembre a las 18 horas, frente a la Audiencia Provincial de Salamanca

Fachada Tribunal Supremo

Podemos Salamanca se suma a la convocatoria estatal, promovida unitariamente desde Podemos,  Izquierda Unida y Equo, que se realizará también en Salamanca, y pide a la ciudadanía que se manifieste pacíficamente el próximo sábado 10 de noviembre, a las 18:00, frente a la Audiencia Provincial de Salamanca, Gran Vía 33, contra un fallo judicial que, a todas luces, se muestra contrario al interés de la ciudadanía y que desacredita al Tribunal Supremo al dar marcha atrás de forma inaudita a una decisión ya tomada, en beneficio de la banca. 

El fallo frustra la devolución del impuesto de AJD a, al menos, 28.912 hipotecas, alrededor de 45M€ que no volverán a manos de los salmantinos. “La banca española se ha acostumbrado a imponer cláusulas abusivas y el Tribunal Supremo se ha plegado a sus intereses económicos”, destacan desde la formación política. 

La decisión tomada por el Tribunal Supremo frustra la devolución del impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD) en las hipotecas, un impuesto que se calcula en una media de 1500€ por hipoteca de vivienda. Esta devolución del impuesto hubiese afectado, al menos, a las hipotecas contratadas en los últimos 4 años, lo que según datos del INE, afectaría a 28.912 hipotecas en la provincia de Salamanca, contratadas por un total de 3.024 millones de €, lo que aplicando el tipo general de 1,5% supondrían unos 45M€ que no volverán a manos de los salmantinos.

Desde PODEMOS se ha señalado que la banca española está acostumbrada a imponer cláusulas abusivas (y por tanto nulas) en los contratos de hipotecas de vivienda habitual. Es lo que ha pasado con las cláusulas suelo, los intereses de demora usureros, el vencimiento anticipado por impago de cuotas (en un principio solo una, después tres), los índices de referencia, en especial el IRPH, y la imputación de gastos de formalización de las hipotecas al cliente. Y han sido los afectados, a través de las plataformas de afectados y de las asociaciones de consumidores y usuarios quienes han sacado a la luz estos abusos financieros, pero en el camino se han quedado muchas familias sin su vivienda después de pagar cuotas excesivas incompatibles con su situación económica. 

Ignacio Paredero, Secretario General de Podemos Salamanca ha señalado “Esta decisión del Tribunal Supremo es irresponsable. La ciudadanía no entiende cómo se puede tomar una decisión en base a la ley y, por maniobras inauditas, desdecirse en tiempo récord para atender a los intereses de la banca. El Tribunal Supremo aparece hoy como un órgano al servicio de los poderosos, que obedece a los intereses de la banca y no a los de la ciudadanía. Ya estamos hartos de que la justicia no ataje de raíz los abusos bancarios.”

Carmen Díez Sierra, Vicesecretaria general de Podemos Salamanca ha indicado que “Probablemente dentro de un tiempo, un año, dos años, los tribunales europeos volverán a sentenciar que en España no se respetan los derechos de los usuarios de banca y que hay que rectificar. Mientras, no nos queda más que seguir pagando y mantener la lucha contra los abusos a que nos vemos sometidos en la compra de vivienda.”

Izquierda Unida

La Asamblea provincial de Izquierda Unida de Salamanca ha manifestado su “total rechazo a la decisión del Tribunal Supremo sobre el impuesto a las hipotecas, ya que antepone el interés de la banca a los intereses generales de la ciudadanía”.

Para IU la justicia se “posiciona al lado de los poderosos, esta vez dejando que las presiones procedentes de la banca sirvan para que el Tribunal Supremo ignore una sentencia en firme, que reconocía que el Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados debía ser pagado por las entidades financieras”.

Para IU la decisión del Gobierno de legislar para que sean los bancos los que paguen el impuesto es un parche insuficiente, y llega demasiado tarde. Esta medida no permitirá que las familias afectadas recuperen su dinero y finalmente los bancos repercutirán el impuesto a base de nuevas comisiones en las futuras hipotecas.

“Desde Izquierda Unida nos comprometemos a presentar mociones contra esta injusta decisión del Tribunal Supremo en todos aquellos lugares donde tenemos voz. Llamamos a la movilización en contra de la decisión del Tribunal Supremo y a favor de una Banca Pública”.