Economia personal y globalización

Redacción i-bejar.com
Septiembre 25, 2018 - 17:11

El país o región donde vivamos marca el primer hito en lo referido a nuestra economía personal

Money makes the world go round by Peter-Ashley Jackson via Flickr (CC BY 2.0)*

Que el mundo actual se encuentra interconectado es una realidad palpable. Cualquier ámbito de nuestras vidas, tiene un reflejo o se ve influenciado por alguna parte de la coyuntura general mundial. Nuestra economía finanzas personales no escapan de esta globalización. Factores tan, aparentemente exógenos a nosotros, como un terremoto en algún punto del planeta, una guerra o un tweet de un alto mandatario, pueden tener una influencia drástica en nuestra economía particular. Obviamente, el hecho de estar conectados no implica que no tengamos nuestro ámbito de actuación o marco particular.

El territorio como marco

El país o región donde vivamos marca el primer hito en lo referido a nuestra economía personal. Los gobiernos y políticas que nos afectan marcan nuestro día a día, pero tienen a su vez un flujo de intercambio de negociaciones internacionales que también nos toca. La política monetaria por definición, controla la oferta de dinero o divisa en circulación. Los bancos centrales de cada región definen las tasas de interés de cada moneda, y esto crea una interrelación continua entre las divisas del mundo. Estas medidas donde el dinero en circulación es finito, buscan desarrollar la economía de los países y controlar la inflación.

A nivel particular esto nos afecta, pues cualquier transacción que hacemos (sobre todo en la actualidad con Internet), se realiza en muchos casos mediante intercambios de divisas. En este punto cobran especial relevancia los acuerdos entre países y regiones. Si observamos como ejemplo temas actuales como el Brexit, o la imposición de aranceles que Estados Unidos pretende imponer sobre productos provenientes de otros competidores, entendemos mejor esto. Que la decisión en estos temas varíe a uno u otro lado de la negociación, nos afectara de una manera u otra. Simplemente en el tema de aranceles, los miles de millones que supondría en nuevos impuestos podrían hacer que nuestro flujo de compras como consumidores, cambiara a otras regiones.

Decíamos antes, que una de las pautas que buscan controlar estas políticas son las inflacionarias. Que nuestra moneda valga más o menos influye incluso en nuestra manera de vivir. Plantearse unas simples vacaciones no es igual según donde vivamos en términos de inflación. Para un europeo puede resultar barato viajar hacia zonas con hiperinflación como América del Sur o África. Sin embargo, para un venezolano de economía media actualmente, quizás sea imposible plantearse, por ejemplo, una escapada a Tokio. Estas pequeñas decisiones individuales, suponen millones en flujos de divisas, afectando al empleo y PIB de los países.

State of the economy by Pictures of Money via Flickr
Fuente: State of the economy by Pictures of Money via Flickr (CC BY 2.0)

Nuestras inversiones como telón de fondo

Si además de la propia cotidianeidad, tenemos dinero invertido en diferentes sectores, debemos estar al día en noticias y datos macroeconómicos. Una decisión de un banco central afectara a nuestros activos si están en alguna moneda que varíe en tasa de cambio. O factores externos como mencionábamos al principio. Un desastre natural o una guerra suelen dispara los precios de petróleo, el oro o el yen. Si nuestros activos financieros están ahí, debemos estar muy atentos. Así pues, comprender que el marco global tanto político, como económico, o incluso social, nos afecta y es importante, puede suponernos el éxito o fracaso en decisiones donde nuestro dinero duramente ganado, este en juego.

(*) Foto cabecera: Money makes the world go round by Peter-Ashley Jackson via Flickr (CC BY 2.0)

Temas: