La Ruta Vetona vuelve a sus origenes

Redacción i-bejar.com
Mayo 10, 2023

Entre los participantes de este año destacan Miguel Heras, quien tratará de batir el récord del Maratón Vetón (42 km), y el ciclista Moisés Dueñas.

Presentación Ruta Vetona 2023

La presentación de la décima edición de la Ruta Vetona en los concesionarios del Grupo Adarsa en Salamanca ha generado gran expectación entre los amantes del deporte en la zona. El evento, que se celebrará en Béjar los días 2 y 3 de junio, vuelve a sus raíces al ofrecer pruebas clásicas de running y mountain bike, ofreciendo un amplio programa para los deportistas con hasta seis carreras de diferentes exigencias y distancias.

Entre los atractivos de esta temporada destaca la participación de Miguel Ángel Heras, uno de los corredores más carismáticos de la zona. El atleta bejarano, quien estableció un nuevo récord en los 100 kilómetros el año pasado, intentará superar su propia marca en el Maratón, 2:45:21, registrado en 2018. Un gran desafío para este veterano atleta que sigue cosechando éxitos con la misma pasión que un joven. También estará presente el ciclista Moisés Dueñas, gran favorito para ganar en la prueba de los 100 kilómetros MTB. Junto a él, pero en la Mini Vetona MTB, correrán muchos de los chicos de su escuela de ciclismo.

Con menos de un mes para el evento, las inscripciones aún están abiertas para todas las modalidades de carrera. Los corredores podrán elegir entre los 100 kilómetros, el Maratón Vetón de 42 kilómetros o la Mini Vetona de 11 kilómetros. Mientras que los ciclistas podrán elegir entre los 100 km de la clásica Ruta Vetona, los 50 km (a partir de 16 años) o los 30 km (a partir de 14 años) de la Mini Vetona MTB.

Además de la combinación de las fechas de ambas disciplinas en un mismo fin de semana, la décima Ruta Vetona trae consigo otra gran novedad, ya que recupera la clásica salida nocturna del viernes por la noche. Será para la prueba de 100 kilómetros a pie y se llevará a cabo en la Plaza de Santa Teresa, en el centro de Béjar.

Al acto de presentación acudieron los responsables del evento, así como el Gerente de Adarsa en Salamanca, Miguel Ángel Alba González, quien señalaba que «estamos muy contentos de patrocinar por tercera vez la Ruta Vetona. Nos encanta la montaña y en el equipo de Adarsa en Salamanca tenemos varios empleados que van a participar. Para nosotros es un placer prestar nuestros vehículos eléctricos para proteger el entorno de la comarca de Béjar. La unión de todos los pueblos de la comarca es fundamental para conseguir el gran ambiente que se vive y un motor de motivación para seguir apoyando la prueba desde nuestro grupo». Y es que, otro año más, los automóviles utilizados para el desempeño de la Ruta Vetona serán sostenibles, en esta ocasión Mercedes EQB 300, totalmente eléctrico y con acabado AMG.

Por su parte, el concejal de Deportes del Ayuntamiento de Béjar, Luis Hernández Téllez, expresó su agradecimiento a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, a Protección Civil Béjar y a los más de 130 voluntarios que colaboran en la Ruta Vetona. También agradeció la labor de Serafín Ramírez, Coordinador de Deportes del Ayuntamiento de Béjar, quien es uno de los grandes artífices del evento.

También asistieron al acto representantes de los diferentes grupos de montañeros que se implican en la organización del evento. Pedro López, presidente del Grupo Bejarano de Montaña, explicaba el motivo del cambio de hora de la salida en la prueba de los 100 kilómetros a pie: «nos lo han pedido muchos corredores, ya que antes el grueso de los participantes llegaba de noche y, ahora, al darse la salida el viernes a las 22:00 h la gran mayoría llegará en horario diurno y podrá ser recibido por familiares y amigos».

Mientras, Juan Carlos Bonnail, miembro del Club Deportivo Montañeros Sierra de Béjar, comentaba la labor que desempeña su equipo de montañeros: «estamos a cargo de los avituallamientos, de los puntos de vida y los pueblos. Agradecemos a los voluntarios que se vuelcan con la Ruta Vetona para organizar todos los avituallamientos y también la cantidad de cruces que hay en los propios pueblos y en las carreteras. Cada persona significa un mundo para nosotros».