Facturación electrónica: innovación tecnológica al servicio de la transparencia fiscal

Residencia Mamá Margarita, Béjar

Redacción i-bejar.com
Mayo 20, 2024

La ley obliga a expedir y enviar facturas electrónicas para garantizar el control de los pagos y trazabilidad.

Las medidas de prevención y lucha para combatir el fraude y la Ley "Crea y Crece" son de gran importancia para garantizar la transparencia en los procesos administrativos en España. Algunas de las iniciativas que se contemplan son la facturación electrónica obligatoria para los autónomos y pymes. Veamos cómo cumplir con los requisitos y qué sistemas son necesarios para esta gestión.

Las novedades en la facturación electrónica

La ley crea y crece entró en vigor en octubre del 2022, una normativa cuyo propósito es agilizar la constitución de las empresas y luchar contra la morosidad. Una de las medidas obligatorias en relaciones comerciales entre los empresarios y profesionales es la implantación de la factura electrónica.

La ley obliga a expedir y enviar facturas electrónicas para garantizar el control de los pagos y trazabilidad. Pero, para que estos documentos tengan validez, es necesario emplear un software adaptado a las novedades. Uno de los requerimientos de esta normativa es La verificación de factura electrónica.

El Gobierno ha puesto en marcha el sistema de emisión de facturas VeriFactu para evitar el fraude. Esta solución eficaz utiliza la tecnología blockchain para asegurar la autenticidad e integridad de estos documentos fiscales. De tal manera, que las herramientas informáticas ofrezcan una declaración responsable para garantizar la accesibilidad, trazabilidad, conservación, inalterabilidad y legibilidad. 

Los beneficios de la digitalización en las finanzas

Las ventajas de la facturación electrónica son múltiples, si tenemos en cuenta la simplificación de los procesos administrativos. Conozcamos algunas de las mejoras que introduce la nueva Ley "Crea y Crece" y cómo beneficia a las empresas.

  • Transparencia fiscal. Los datos procesados a través de un software pueden monitorizarse por la Administración Pública para actuar si hay un retraso en los pagos. 
  • Reduce la morosidad. Este es otro de los beneficios de esta iniciativa para acabar con los problemas de liquidez en los autónomos y pymes.
  • Eficiencia administrativa. La automatización y simplificación de las facturas se traduce en ahorro de tiempo y recursos.
  • Confianza del cliente. El uso de la factura electrónica mejora la confianza y reputación de una empresa al garantizar la autenticidad e integridad.
  • Respeto medioambiental. Esta medida es muy favorable para reducir la contaminación y el impacto ambiental.

Consejos para la transición exitosa hacia la facturación electrónica

La digitalización y la introducción de la factura electrónica mejora la gestión financiera de un negocio. Este cambio se ha ido introduciendo de manera paulatina, de hecho, estamos atravesando un momento de transición en el mundo empresarial. Te ofrecemos algunos consejos para implementar un sistema de facturación electrónica.

  • Elegir el proveedor adecuado. Es necesario hacer una investigación de mercado y conocer los mejores proveedores y las soluciones que ofrecen.
  • Adquirir un buen software. La implementación de esta solución informática tiene que adaptarse a las necesidades de cada empresa.
  • Capacitar al equipo. Los empleados deben familiarizarse con el nuevo soporte informático y los procesos para garantizar esta transición.
  • Monitorización. Por último, hay que monitorear y evaluar el rendimiento con periodicidad. Analizar las métricas y el tiempo de procesamiento de facturas ayuda a optimizar este sistema.

En conclusión, estas son las novedades tecnológicas en facturación y algunos consejos para implementar el software que necesita un negocio. Para aclarar cualquier duda, lo mejor es ponerse en contacto con expertos del sector como Cegid. Esta empresa es líder en el mercado de soluciones de gestión en la nube para profesionales de las finanzas. Además, dispone de programas muy competitivos y adaptados a la normativa del Gobierno.