Detenida una pareja por saltarse el estado de alarma

Redacción i-bejar.com
Abril 17, 2020 - 14:47

Antes de la intervención, otros agentes les habían propuesto ese mismo día para sanción por encontrarse abordando a clientes de un supermercado de la calle Pico Moncayo, sin ningún tipo de precaución ni medida preventiva

Calle Churruca en Salamanca

Agentes de la Policía Nacional de Salamanca detuvieron a un hombre de 54 años y a una mujer de 50, ambos con antecedentes y que acumulan varias propuestas de sanción y detenciones por incumplimiento de lo establecido en el Real Decreto de estado de alarma, como presuntos autores de un delito de desobediencia a agentes de la autoridad. Se encontraban pidiendo limosna a vecinos de la calle Churruca en Salamanca y se mostraron con gran agresividad durante la intervención de los agentes.

Los componentes de dotaciones policiales acudieron a la calle Churruca,  tras requerir vecinos de la misma la presencia policial, dado que una pareja se encontraba aporreando puertas de distintos vecinos exigiendo dinero, reaccionando de forma muy agresiva ante su negativa, circunstancia que era habitual por parte de la misma pareja, especialmente desde que se inició el estado de alarma.

A su llegada, observaron a la pareja golpeando violentamente una de las puertas, preguntándoles por el motivo de su presencia en el lugar sin justificación y por su actitud, manifestando ambos que estaban pidiendo dinero a los vecinos porque aunque recibían ayuda por parte de los servicios sociales, no les parecía suficiente.

Los agentes comprobaron, en comunicación con la Sala CIMACC 091, que distintas dotaciones habían tenido numerosas intervenciones con ambos desde la entrada en vigor de las medidas de limitación de la libertad de movimientos por la pandemia y que habían sido propuestos para sanción en varias ocasiones, juntos o por separado, además de haberles detenido en dos ocasiones, encontrándose juntos en ambas, una el día 1 y otra el día 12 del presente mes, en la primera por resistencia y desobediencia a agentes de la autoridad, cuando pedían limosna en la calle Pico Almanzor y en la segunda por delito de robo con fuerza en una carnicería de la calle Villaselva.

Además, pudieron comprobar que antes de la intervención, otros agentes les habían propuesto ese mismo día para sanción por encontrarse abordando a clientes de un supermercado de la calle Pico Moncayo, sin ningún tipo de precaución ni medida preventiva.

Ante la reiteración de comportamientos y la negativa reiterada a abandonar el lugar donde se encontraban, manifestando que los agentes no eran quienes para obligarles a regresar a su domicilio, procedieron a su detención.

El Juzgado de Instrucción de Guardia, una vez tramitado el atestado policial, ordenó su ingreso en prisión.