Concentración frente la Diputación en defensa de los olivos  

Redacción i-bejar.com
Septiembre 19, 2019 - 14:21

Un informe realizado por la Plataforma en defensa de los olivos y paredes de piedra seca de San Esteban de la Sierra propone alternativas para la mejora de la carretera de Los Santos a San Esteban sin afectar a los olivos y paredes centenarios.

Olivos mencionados en el informe de la Plataforma

Tal y como avanzó i-bejar.com miembros de plataforma ciudadana creada en el San Esteban de la Sierra exigieron hoy jueves al mediodía, mediante una concentración frente a La Salina, la protección de los olivos y las paredes de piedra seca de la carretera de San Esteban de la Sierra.

Un informe realizado por la plataforma propone alternativas para la mejora de la carretera de Los Santos a San Esteban sin afectar a los olivos y paredes centenarios.

Dicho informe fue entregado esta mañana en el registro de entrada de la Diputación Provincial de Salamanca dirigido al diputado de Fomento responsable de la red de carreteras provincial.

La plataforma no se opone al proyecto de mejora de la carretera, “porque es algo necesario, pero el proyecto que pretende ejecutar la Diputación Provincial, en la fase de expropiaciones, ha dejado al descubierto la posible destrucción de cientos de metros de tapias y paredes de bancales, así como de, al menos siete olivos centenarios, algunos de unos ochocientos años de antigüedad”, tal y como destacan

“Nos oponemos radicalmente a perder el patrimonio que con tanto esfuerzo nos legaron nuestros antepasados. Recalcar que aceptamos de buen grado las mejoras en la vía que no supongan destrucción”, tal y como se recoge en el documento entregado en La Salina.

La plataforma exige la paralización inmediata de las diversas actuaciones que se estuvieran llevando a cabo en torno al proyecto en tanto no se adapte el mismo a sus consideraciones “para garantizar la pervivencia del patrimonio natural, histórico y cultural de nuestro pueblo”.

EXTRACTO DEL INFORME

Ante el proyecto de la Diputación Provincial de Salamanca de ensanche y refuerzo de firme de la carretera DSA 241 Los Santos a San Esteban de la Sierra, tramo de P.K. 5,350 hasta San Esteban de la Sierra en la intersección con la carretera provincial SA 205, que arrancaría olivos centenarios y arrasaría kilómetros de paredes de piedra seca, la Plataforma Ciudadana de San Esteban de la Sierra creada para su defensa manifiesta: 

Estar de acuerdo con el «ensanche y refuerzo del firme de dicha carretera, mejorando las características del trazado actual con las condiciones objetivo/ adecuadas que se encuentran fijadas en el apartado 4 de la memoria descriptiva del documento “Plan Provincial de Carreteras de Salamanca 2006/2015” redactado por la Diputación Provincial de Salamanca para una carretera de la red secundaria en un tipo de terreno accidentado». 

Que el recorrido íntegro de dicha carretera dispone de anchura mínima de 6 metros entre paredes en todo su itinerario actual, anchura suficiente para la realización de dicho proyecto. 

Exigir la conservación de todos los olivos y paredes de piedra seca en su ubicación actual. 

Entendemos que la carretera debe adaptarse a las condiciones orográficas, medioambientales y económicas del territorio.

El impacto medioambiental sería de largo alcance constituyendo grave peligro el deslizamiento de las laderas en época de fuertes lluvias. Por otro lado, el paisaje que nos rodea está declarado Reserva de la Biosfera por haber llegado hasta nuestros días en óptimo estado de conservación, aspecto importantísimo que, cualquier persona sea técnico de la Administración o mediante el fomento de prácticas sostenibles en todos los niveles (ambiental, económico y social), trascendiendo la mera conservación del patrimonio natural para incorporar «la salvaguarda de los valores culturales asociados»13”. 

Que “como en amplios sectores de la montaña mediterránea, la Sierra nos ofrece otro ejemplo de singularidad en la construcción del paisaje agrario: el paredón. Se les cuenta entre los sistemas de terrazas agrícolas más antiguos de la Península (Ruiz del Árbol, 2005), y su riqueza ha sido ampliamente destacada. Al analizar las estructuras y la dinámica agraria de la Sierra Baja, Llorente (2001, p. 38) enfatiza el valor de este terrazgo, donde dominan los cultivos leñosos «cultivados sobre terrazas que se sujetan por paredones de piedras levantados con un mimo y una meticulosidad asombrosos y que se configuran en sí mismas como un patrimonio con una inmensa riqueza de matices, que merecerían nuestra atención y nuestro estudio»”. 

Si las paredes son un referente en el paisaje, los olivos son patrimonio vivo, diferenciador con relación a otros muchos lugares de nuestra geografía, con valor económico, ecológico, estético y por supuesto sentimental para quienes desde siempre los hemos considerado parte de nosotros mismos. Es más, estamos ante uno de los mejores ejemplos de paisaje mediterráneo en el interior de la península donde se asocian la vid, el olivo y los frutales, antaño el cereal. Es notorio que estas tierras se hallan en el límite térmico del olivo y que la desaparición de ejemplares de más de ochocientos años causaría un daño irreparable por ser integrante fundamental en la estética paisajística, hábitat también de rapaces y otros depredadores. 

Paredes, vides y olivos son el alma de un paisaje de agricultura heroica heredada que deseamos preservar, verlo declarado Bien de Interés Cultural (BIC) y posteriormente Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO como ya existe en otras comunidades autónomas españolas y países europeos. 

No podemos olvidar el gran valor y atractivo turístico de estos elementos patrimoniales. Desde las diferentes administraciones, incluida la Diputación Provincial de Salamanca, se ha apoyado la creación y promoción de la ruta turístico-cultural “Los Lagares Rupestres”. Un tramo de la carretera DSA 241 esta incluido en esta ruta, parece una gran incongruencia destruir los motivos que avalaron su inclusión en la misma. Algunos de los olivos que se pretenden arrancar forman parte de la red de árboles singulares catalogados como “Catedrales Vivas”. Proyecto también apoyado y financiado por la Diputación Provincial. 

Que sería muy lamentable, que nuestra propia Administración Provincial y Autonómica fueran responsables de la destrucción del paisaje que con tanto ahínco se defiende a nivel internacional y nosotros defendemos como pueblo. 

Por todo lo detallado anteriormente

Consideramos que nuestras propuestas son razonables, demuestran sensibilidad y sentido común. Dichas sugerencias no están reñidas con el progreso. El coste sería muy inferior al presupuestado, tema que debieran tener muy en cuenta en la Administración donde se juega con el dinero de todos, no con el personal…