La USAL se desvincula de la fabricación de pantallas protectoras que no estén homologadas


Medidas municipales ante el COVID-19: Fases, ayudas sociales, ayudas autonomos, información, nueva normalidad

Redacción i-bejar.com
Abril 03, 2020 - 14:12

Los voluntarios, que emplean sus propios recursos y tiempo, trabajaban desde sus casas. El material es distribuido por fuerzas de orden de la zona de Béjar, coordinados por Participación Ciudadana de la Policía Nacional.

Voluntarios en el laboratorio en el que fabrcaban las pantallas

Los voluntarios, estudiantes y profesores de la USAL, que empleaban su tiempo y recursos para realizar pantallas protectoras para personal de atención sanitaria, ya no podrán seguir fabricando en las dependencias de la universidad. Antes de ayer recibían una comunicación del rector, por medio de un responsable de comunicación, en la que se les daba a conocer que "no se utilizaría ningún equipo de protección que no esté homologado por la normativa actual al rspecto y que no sea entregado por los diferentes responsables de las diferentes unidades y servicios". En este sentido tenían que cesar su actividad en las dependencias universitarias.

Este equipo de voluntarios lleva realizadas cerca de 2.000 pantallas protectoras que habían sido distribuidas por Béjar y su comarca. Y si bien reconocen que no son equipos homologados defienden la eficacia de estas, más si cabe en los duros tiempos que está viviendo el personal en contacto con posibles enfermos.

El material era distribuido únicamente por las fuerzas de orden de la zona, coordinadas desde Participación ciudadana de Policía Nacional de Béjar.

Miembros del grupo de voluntarios, con los que ha contactado i-bejar han comnunicado que siguen trabajando de forma independiente en sus casas. Entidades como el Ayuntamiento de la vecina ciudad cacereña de Plasencia, ha donado diferente material al grupo de voluntarios para que puedan seguir trabajando.

La decisión de la Junta relativa a las características no homologables del material realizado ha despertado un profundo rechazo en las redes sociales que no entienden cómo se puede desestimar de las instituciones un material que si e eficaz: “que la junta ahora diga que las pantallas donadas por los ingenieros que ofrecen una buena protección no son homologadas y no se pueden utilizar también es de traca, a cambio ofrecen unas desechables de papel... Ésta que se sale la junta.... Como enferme mi madre por usar una mierda de cartón en vez de las de metacrilato que han estado usando hasta ahora comenzaré una denuncia conjunta”, destacan desde las redes sociales para criticar la decisión de la Junta.

Que las pantallas no sirvan me parece surrealista. Esto es como una guerra y hasta un tronco de un viejo árbol sirve para detener las balas, aunque no esté homologado como chaleco antibalas”, afirman en redes para reforzar sus argumentos.

En este orden de cosas, en comunidades como la de Madrid, estas semanas estamos conociendo nuevos proyectos de instituciones, empresas y ciudadanos con ideas y desarrollos frente a la COVID-19. Ahora, dos universidades madrileñas han presentado un nuevo ventilador open source y un conjunto de viseras y pantallas impresas en 3D para ayudar en la crisis sanitaria.