Comprar Mascarillas Béjar

El PSOE critica el voto en contra de PP y Ciudadanos que impide que el Hospital de Béjar obtenga 450.000 €



Redacción i-bejar.com
Febrero 12, 2021

El secretario general del PSOE de Salamanca, Fernando Pablos, denuncia "el intento de engaño de TAB en un tema tan sensible como la Sanidad en Béjar".

Fernando Pablos, secretario general PSOE Salamanca

Para el PSOE de Salamanca, el veto del PP y Ciudadanos a la práctica totalidad de las enmiendas presentadas por el PSOE al Presupuesto de la Junta de Castilla y León para 2021, ha supuesto entre otras, la pérdida de 450.000 € en obras de mantenimiento y mejora en el Hospital Virgen del Castañar de Béjar durante el presente año.

La enmienda, presentada por los socialistas, fue propuesta por la alcaldesa Elena Martín Vázquez y el Grupo Socialista del Ayuntamiento de Béjar a la dirección del PSOE de Salamanca y, comprometida expresamente, por el portavoz autonómico socialista Luis Tudanca con una representación de la plataforma de apoyo al hospital bejarano durante su visita al mismo el pasado 16 de diciembre.

A pesar de este rechazo, los socialistas bejaranos, con el total apoyo de la dirección provincial del PSOE de Salamanca, manifiestan su intención de continuar trabajando para conseguir las inversiones y los recursos humanos que permitan recuperar cuanto antes toda la actividad de un hospital fundamental para Béjar y su comarca.

Además, el PSOE de Salamanca ante lo que califican como un intento de manipulación por parte de TAB al sentido del voto a las enmiendas al presupuesto autonómico, el secretario general de los socialistas salmantinos, Fernando Pablos, recuerda que cada enmienda al presupuesto debe indicar la partida presupuestaria de la que se detrae el dinero y, en coherencia con las propuestas realizadas, el PSOE se abstiene habitualmente en aquellas enmiendas que tienen como fuente de financiación la misma que la de las iniciativas socialistas.

Fernando Pablos considera que este nuevo intento de engaño de TAB solo sirve para desviar la atención del único responsable de la situación de deterioro en la que se encuentra el hospital bejarano, que es el Gobierno de la Junta de Castilla y León presidido por Alfonso Fernández Mañueco.