El concejal de La Covatilla sale al paso de las críticas del Club de Esquí



Redacción i-bejar.com
Marzo 28, 2022

Javier Garrido Novoa muestra su malestar por la postura adoptada por el responsable del club y les acusa de mentir.  

Producción de nieve en La Covatilla

El concejal delegado de la estación de esquí Sierra de Béjar - La Covatilla ha salido al paso del escrito hecho público por el presidente del club de esquí de Béjar, el pasado 19 de marzo. Garrido Novoa, que en un primer momento había decidido no contestar a las críticas vertidas desde la dirección del club, rompe su silencio "porque la callada por respuesta no puede ser buena".

El concejal responsable de La Covatilla se muestra muy molesto por haberse emitido un comunicado desde el club, sin antes, hablar directamente con él para intentar solucionar de la mejor manera posible. "Alguno de los integrantes de esa junta directiva tienen mi número de teléfono privado para llamarme a cualquier hora del día. No creo que haya habido ninguna vez que no hubiera contestado a una llamada", asegura en el comunicado que se reproduce de forma integra a continuación.

 he de decirle que alguno de los integrantes de esa junta directiva tienen mi número de teléfono privado para llamarme a cualquier hora del día. No creo que haya habido ninguna vez que no hubiera contestado a una llamada.

Javier Garrido Novoa, Concejal delegado de La Covatilla / Leo con sorpresa y estupor su escrito de fecha 19 de marzo enviado a los medios de comunicación donde se me acusa por su parte de ser el responsable de la situación en la que se encuentra la estación de esquí de La Covatilla. 

Aunque decidí no entrar a contestar en los medios de comunicación sobre las críticas vertidas contra mí en la responsabilidad de gestión del arma arrojadiza en el que se ha convertido est instalación municipal y de la que mucha gente habla sin conocimiento, he de romper mi silencio porque la callada por respuesta no puede ser buena. Ni para la salud ni para el desconocimiento. 

No puedo dejar de releer el escrito para intentar definir claramente qué es lo que se quiere decir o insinuar en el mismo. Más si cabe, cuando en el primer párrafo ya asumen, antes de desgranar su versión, que todo lo que está pasando es culpa de este concejal que le escribe. En este caso he de reconocer y recordarles que la responsabilidad de la gestión, el mantenimiento y la correcta prestación de una instalación municipal corresponde a los políticos que en ese momento componen el equipo de gobierno. Y sí, nos podemos equivocar a la hora de tomar esas decisiones. Es más, creo que muchas veces lo hacemos. Pero también he de ser sincero. Las mismas se toman siempre pensando en el bien común y en lo mejor para la ciudad y la comarca. Y cuando digo que la trayectoria de un club como el suyo no cuadra con las mentiras y medias verdades que en ese escrito se dicen, estoy reconociendo y afirmando que se han equivocado. Siempre desde mi punto de vista. 

He de decirle que pese a que haya nieve en las pistas sabe perfectamente que las decisiones se toman en base a muchos parámetros. No voy a ser yo el que le diserte sobre los mismos debido a que es evidente que no entiendo de nieve, pero para eso hay trabajadores dentro de la plantilla expertos en este tema que son los que junto conmigo toman las mejores decisiones. Entre ellas están: la humedad, el espesor de la nieve dependiendo de la zona, si se ha pisado con anticipación o no, si ha habido fabricación artificial… muchas variables como para hacer un simple reduccionismo de algo tan complejo. Pero no son sólo las decisiones de índole técnica, sino también las de tipo económico que afectan no sólo al bolsillo de todos los bejaranos sino del conjunto de empresarios de la comarca. Es por ello que reducir a una simple frase de que no se abren las pistas o los remontes a un capricho o mala gestión del concejal es cuando menos, pueril. 

En su escrito aluden a la dimisión del director técnico como una de las consecuencias del cierre encubierto de la estación. Evidentemente no voy a desgranarle cómo se han sucedido los hechos, pero comprenderá que no estoy de acuerdo cuando dicen que estoy cargando contra el responsable técnico. Hasta ahora este concejal no ha hecho ninguna manifestación pública en este sentido, y la decisión que tome un trabajador es de tipo personal y no debe trascender más allá de las consecuencias que internamente puedan tomarse para intentar solventar ese contratiempo. En ello hemos estado estos días y le aseguro que hemos intentado que las decisiones fueran las más correctas siempre en contacto con quien al final da o no el paso de abrir las instalaciones por cable que es la Junta de Castilla y león.

Acusan también a este concejal de que desde comenzó mi andadura en la gestión ha habido dejadez de funciones. He de decirle que jamás había subido tanto a la estación como en estos dos meses. He de recordarle que desde el 11 de enero que asumí esta responsabilidad no ha habido ni un solo momento de no haya estado la estación en mi cabeza. Creo que cuando tomé esta responsabilidad estaba cerrada y 10 días más tarde se abrió para el disfrute tanto de los usuarios, como de los integrantes de su club. Un club que, como todos los que tiene la ciudad, deben asumir una serie de compromisos, deberes y obligaciones a la hora de usar las instalaciones municipales que son de todos.

Si no se ha sacado el máximo rendimiento a la nieve, ya le he comentado que la estación dispone en la actualidad de los profesionales más adecuados a esta tarea en base a los parámetros de los cuales le hablé antes. Si el sistema de innivación estuvo parado pese a que según ustedes, se daban las condiciones, tendrán información distinta a la que se maneja en las decisiones internas. Ya le digo que no todo es mirar al cielo y ver el mapa del tiempo para saber si se puede o no fabricar nieve. Si el episodio de calima nos ha afectado a nosotros, también a otras estaciones con las cuales hemos estado en permanente contacto para tener también su información. No todo es mirar la webcam y el tiempo. La mayoría de ellas pararon su actividad esos días. 

Estoy de acuerdo con usted en que uno de los objetivos es mantener la estación abierta el máximo de tiempo posible y alargar lo que se pueda la temporada. Es más, desde que hemos abierto el día 21 de enero, han sido escasos los días de cierre, muy por debajo de lo que otros años ha sucedido. Es por ello que en este sentido estamos de acuerdo con su versión de que esto significa que el impacto económico de la estación no sólo repercute en la ciudad sino en toda la comarca. Para ello trabajamos. Sólo tiene que preguntar a los restaurantes, hoteles o casas rurales de la ciudad y comarca si se han visto beneficiados de la apertura. Aún así y respecto a los usuarios, nunca se habían visto tan informados de las condiciones y previsiones de apertura como este año. Lo pueden comprobar en nuestras redes sociales. 

Respecto a que si sigue esta situación ustedes se van a ver obligados a suspender sus actividades deportivas, he de decirle que otros clubes de la ciudad también han tenido contratiempos con las instalaciones municipales que utilizan y no por ello han publicado ninguna nota de prensa. Es más, han intentado solucionar de la mejor manera posible la incidencia, cosa que me hubiera gustado haber podido hacer con ustedes antes de la publicación de esta nota de prensa, cargando directamente la responsabilidad de una situación interna contra este concejal. Además he de decirle que alguno de los integrantes de esa junta directiva tienen mi número de teléfono privado para llamarme a cualquier hora del día. No creo que haya habido ninguna vez que no hubiera contestado a una llamada. 

En espera de que al menos, piensen que esto se podría haber solucionado de otra forma y del daño que con este tipo de escritos se hace a la comarca y la ciudad, se despide. 

Javier Garrido Novoa  Concejal Delegado de La Covatilla