Urge la constitución de un consejo asesor para El Bosque

Palma & Borrego Abogados

Redacción i-bejar.com
Noviembre 17, 2016 - 20:05

El Ayuntamiento y la Junta necesitan el asesoramiento de expertos en el tema de El Bosque , aseguran desde varios colectivos bejaranos

PLATAFORMA POR LA DEFENSA DE  EL BOSQUE. Entre la noticia de la semana pasada y la visita del 15 de noviembre por parte del Director General de Patrimonio, se han dado a conocer algunos planes del Ayuntamiento y la Junta de Castilla y León para este Bien de Interés Cultural (BIC)-Jardín Histórico, iniciativas seguramente bienintencionadas que, sin embargo, demuestran el escaso nivel de conocimiento que tienen nuestras autoridades para afrontar una tarea semejante. Llevados por su afán de notoriedad y grandes titulares, acuden al recurso fácil y populista de dar solución a cualquier problema mediante los socorridos talleres de empleo, esa limosna interesada que permite al político gastar muy poco, no resolver nada y quedar como un señor ante una opinión pública generalmente acrítica o conformista. Nuestros políticos siguen sin entender que un jardín histórico requiere inversión y cuidados permanentes por medio de profesionales cualificados: ¿qué cualificación previa tendrían los beneficiarios del pretendido taller de empleo?

Se necesita personal cualificado 
Precisamente en el siglo XVI, pero en Italia, se produjo un episodio muy significativo que viene al pelo ahora: el cardenal Gambara gastaba enormes sumas en la construcción de sus jardines de Bagnaia (la famosa Villa Lante), un dispendio que fue criticado por el cardenal Borromeo, quien recriminaba a Gambara dedicarse a obras tan costosas habiendo en aquella región mucha gente necesitada de ayuda y caridad. Gambara respondió a su colega que hacía mucho más que darles limosna: «les doy trabajo», dijo. Nuestro alcalde, con el apoyo incondicional del consejero de Empleo, pretende ofrecer la limosna de un taller de empleo cuando lo que se necesita es empleo de verdad, destinado a personal ya cualificado en la restauración de jardines históricos, dirigidos por una persona experta o equipo de expertos en esa disciplina y en El Bosque, y no a neófitos sin cualificación. Nada impide crear ese taller de empleo en Béjar, bienvenido sea, pero no para intervenir en este BIC: un jardín histórico es algo muy serio que no se puede poner en manos de quien nada sabe de jardines, y por las palabras del Director General es fácil deducir que ninguno de los profesionales aludidos se ha destacado por su conocimiento y defensa de El Bosque. A la Junta y al Ayuntamiento parece que les incomodan quienes llevan casi 25 años defendiendo y estudiando este Jardín Histórico, a pesar de que en el Plan Director se explicita que tanto el Grupo Cultural San Gil como un experto en jardines históricos con conocimiento directo del lugar deben formar parte de un Consejo Asesor. La Junta y el Ayuntamiento tendrán que explicar por qué reniegan de esa colaboración en contra de sus propias directrices.
En cuanto al aspecto del empleo, también mencionado por el Director General de Patrimonio en relación con la posibilidad de obtener fondos europeos FEDER u otros, sorprende que los representantes de las dos administraciones titulares, habiendo recibido hace ya tres meses una ambiciosa «Propuesta de generación de actividad económica y empleo en la villa renacentista El Bosque»(elaborada por el Grupo Cultural San Gil e Izquierda Unida, véase: http://www.gruposangil.com/PropuestaGeneracionActividadEconomica.pdf), ni siquiera se hayan dignado a responder qué les parece, pero algunas de esas ideas y actividades empiezan a estar en su boca: ¿van a plagiar ese proyecto sin contar con sus autores? Por cierto, en dicha propuesta se contempla la posibilidad de crear hasta 70 empleos directos, no cursos o talleres: ¿cómo puede ser que no interese un proyecto de este tipo y se publicite a bombo y platillo un discreto taller de formación?

Visitas guiadas: otra promesa incumplida del Director General de Patrimonio
Buena muestra del rechazo institucional hacia el Grupo Cultural San Gil y otros colectivos, como la Plataforma para la Defensa de El Bosque de Béjar (PDBB), es el "olvido" del Director General de su ofrecimiento a los miembros de ambas organizaciones, en abril de 2016, para organizar las visitas guiadas a El Bosque. Recordemos que el Grupo Cultural San Gil ha venido ofreciendo visitas didácticas gratuitas desde 1997 y que las personas que se ocupan de las mismas conocen a fondo la villa de recreo: ¿cuántos guías pueden demostrar mayor conocimiento y experiencia? Además, el Grupo Cultural San Gil entregó gratuitamente, en 16 de febrero de 2002, un  estudio sobre "Visitas didácticas a El Bosque" que había encargado la entonces Directora General de Patrimonio. Pues bien, el Director General de ahora, ignorando además el mencionado estudio, no sólo no respondió al reciente escrito dirigido por la PDBB para que aclarase los medios que la Junta estaba dispuesta a aportar en ese ofrecimiento (como paso previo para elaborar un proyecto de visitas guiadas), sino que ha faltado a su promesa cediendo gustosamente la actividad al Ayuntamiento bejarano y ninguneando a las organizaciones que tanto han luchado por El Bosque desde 1992. Naturalmente, el Grupo Cultural San Gil va a continuar con sus habituales visitas didácticas gratuitas, de modo que el público tendrá la posibilidad de elegir entre unas y otras: la próxima, el sábado 3 de diciembre.

Responsabilidades de la Junta
Por otra parte, la Junta de Castilla y León no puede eludir su responsabilidad en la restauración efectiva de El Bosque o acceder«graciosamente» a colaborar mediante ese taller de empleo, pues es su obligación por partida doble: por ser copropietaria del BIC (con todas las responsabilidades que ello conlleva, de acuerdo con lo estipulado en la vigente Ley del Patrimonio Histórico Español, artículo 36, y en la Ley del Patrimonio Cultural de Castilla y León, artículo 24), y por haber encargado y aprobado el Plan Director en 2001, documento de primer orden en el que constan intervenciones que se han ejecutado en mucho menos de la mitad de las previstas. Recordemos, además, que la totalidad de las obras tendría que haber concluido hace ya siete años, en 2009, así que el hecho de que la inversión sea superior a la de otros BIC's de nuestra Comunidad no redime a la Junta de tan lamentable como injustificado retraso.

Contar con los mejores expertos
En cuanto a las preocupaciones municipales por este BIC, lejos de cumplir con su obligación de apertura al público y a los investigadores como manda la Ley (cuatro días de visita gratuita al mes, según el artículo 13.2 de la LPHE o el artículo 25.2 de la LPCCyL), se dice que, «De momento, el Ayuntamiento trabajará en un proyecto para determinar qué mejoras y necesidades tiene El Bosque para la puesta en valor de sus jardines históricos», labor en la que no parece querer contar con ningún experto, a pesar de que después se entrecomilla la siguiente frase del alcalde, todo un ejemplo de contradicción y desconocimiento: «el jardín renacentista necesita un experto en jardines históricos, ya sea nacional o internacional, que sepa cómo rehabilitar las zonas ajardinadas de la finca pero sin olvidar que El Bosque tiene un plan director que hay que cumplir y respetar» (¡ahí queda eso!). El alcalde no entiende que la intervención de un experto en jardines históricos es precisamente la garantía de que se van a cumplir las determinaciones del Plan Director, pero eso implica que tal experto debe tener amplios conocimientos de su especialidad tanto como de la villa (que no finca) El Bosque.

Ese doble requisito no se cumplió en la intervención de 2007-2010 para ajardinar el entorno del estanque y la terraza intermedia (Huerta de los Bojes), desde entonces con un diseño pobre y sin atractivo en el que se introdujeron materiales impropios, no documentados para los arriates, como láminas de hierro, piezas detonantes de nueva cantería, grava de grueso calibre y artefactos para la iluminación ajenos a la autenticidad del lugar que, desde luego, falsean el monumento y distorsionan su contemplación. Ese proyecto y su lamentable ejecución se deben a cierta«Empresa de Estudios y Trabajos Forestales» (ETF) cuyos técnicos, visto lo visto en El Bosque, no pueden figurar precisamente entre los profesionales mejor cualificados para recuperar sus antiguos jardines: ¿son los mismos técnicos y supuestos expertos que nombra el Director General? Esperemos que los responsables de la contratación eviten la intervención de técnicos tan cuestionables para un reto de la importancia que se pretende (nada menos que recuperar los jardines de la única villa renacentista completa de nuestro país) y cuenten con profesionales acreditados que conozcan a fondo El Bosque tanto como la restauración de jardines históricos, varios de ellos con muchos años de dedicación a este ejemplar bejarano, aunque tal vez incómodos para nuestros políticos. No vemos a ninguno de estos expertos entre los elegidos por la Junta y tendrán que explicar por qué: ¿se puede restaurar El Bosque o divulgar sus valores sin contar con quienes mejor lo conocen?

Constitución inmediata del Consejo Asesor
Considerado todo lo anterior, desde los colectivos firmantes de este comunicado se invita a nuestros responsables en materia de Patrimonio a reconsiderar el rumbo desquiciado, a ciegas, que están tomando y cuenten con quienes más saben de El Bosque y de jardines históricos para adoptar decisiones sensatas, acordes con la categoría del BIC. Como propuesta inmediata, nada mejor que dar cumplimiento a lo estipulado en el Plan Director acerca de constituir un Consejo Asesor con específicas competencias (PD, Vol. V, pp. 295 a 298) en el que tomen la palabra miembros de las administraciones propietarias y los técnicos, pero también un miembro del Grupo Cultural San Gil y un «experto de reconocido prestigio en el campo de la arquitectura y/o jardinería histórica y conservación, conocedor del patrimonio del municipio»: ¿cuándo nos va a convocar, señor Director General de Patrimonio?

GRUPO CULTURAL SAN GIL
ASAMBLEA COMARCAL DE IZQUIERDA UNIDA BÉJAR
PLATAFORMA PARA LA DEFENSA DE EL BOSQUE DE BÉJAR (PDBB)