Habeas Corpus contra las acciones del alcalde de Béjar

Redacción i-bejar.com
Diciembre 20, 2016 - 18:50

La Asociación Habeas Corpus puntualiza las declaraciones de Alejo Riñones en relación con la querella contra el alcalde por presunta prevaricación y malversación de caudales públicos.

HABEAS CORPUS. Al hilo de las declaraciones de Alejo Riñones (sin respetar ni esperar, como habría sido más prudente, a la finalización de las diligencias previas y al propio juicio penal, como querellado-investigado por presunta prevaricación y malversación de caudales públicos),  en el procedimiento abreviado 619/2015, a instancias de la Asociación pro Derechos del Ciudadano y contra la Corrupción “Habeas Corpus”) por presunta prevaricación y malversación de caudales públicos,  esta Asociación quiere poner de manifiesto ante la opinión pública lo siguiente:


-          Que “Habeas Corpus” en ningún momento ha estado, ni está, en contra de que el Ayuntamiento resuelva los problemas de la ciudad; sino, todo lo contrario, estamos a favor de que se resuelvan, pero siempre dentro del marco de la Ley y sin privilegios para particulares en detrimento del dinero de todos, porque no puede haber otra manera de resolverlos.

-          Que lo que denuncia esta Asociación es un posible trato de favor a la familia del abogado del Sr. Riñones,  vulnerando, supuestamente, la Ley, ya que se aparta del procedimiento legal y, además, utilizando para ello el dinero del Ayuntamiento (que es el dinero de todos) y no el de los propietarios de la casa en ruinas a la entrada de la calle de El Pino, tal y como marca la Ley.

Nuestra denuncia, sobre un acto reglado, señala una actuación municipal contraria a derecho y que perjudica a todos. El Sr. Riñones, por su parte, se inventa una “causa general”, para justificar lo injustificable,  que resuelve perdonando sus obligaciones a los propietarios de la casa en ruinas y cargando al Ayuntamiento con los gastos.

El Alcalde es responsable, por un lado, de que el Ayuntamiento no haya exigido el cumplimiento de la Ley a los propietarios, quienes están obligados a demoler el edificio y retranquear el cerramiento a la alineación oficial, sufragando, además, proyecto y licencias; y por otro, de haber pagado los gastos con dinero público y no  recibir el espacio público que, por Ley, se debe ceder. En sus declaraciones, para justificar su actuación, se inventa un problema inexistente, intentando hacer que parezca un éxito de gestión, cuando, en realidad estamos ante un posible hecho delictivo: prevaricación y malversación.

-          Que, sin ánimo de interferir en la acción de la justicia y ya que el Sr. Riñones da su propia versión de los hechos, queremos destacar algunas píldoras, o mentiras,  en su declaración como querellado  el pasado martes día 13 en los juzgados de Béjar (ya que legalmente puede mentir, puesto que no es testigo en la causa, sino investigado, lo que antes se llamaba imputado) que fue propia de un nuevo “Séneca”, dada su afición a emular a los clásicos latinos. Como cuando en un pleno municipal de 2015 recordó, a su modo, las palabras de Julio César, al que atribuyó la frase: “vine, vide vince,  o sea”, dijo, “divide y vencerás”; chusca versión de cómo César describió al Senado romano su victoria sobre Farnaces II, rey del Ponto, tras lucha breve y rápida, con las palabras: “llegué, ví, vencí” (en latín, “veni, vidi, vici”).

El Sr. Alcalde declaró que se había retirado un edificio en ruinas para ampliar el paso de la calle, porque no podía pasar el camión de la basura (que lleva decenas de años realizando el servicio) y que ha urbanizado y ensanchado el vial en 27 m2, lo que no corresponde a la verdad, como es de público y general conocimiento. La realidad es que ha pagado, con el dinero de todos, el proyecto, la licencia, la demolición y el  cerramiento a la familia de su abogado, eximiéndole además del obligado retranqueo y cesión de suelo de forma gratuita al Ayuntamiento de Béjar.

Justifica la urgente ejecución por parte del Ayuntamiento en el hecho de que había peligro para los escolares del colegio Nuestra señora del Castañar, a pesar de que esta obra está a 250 metros de distancia. La realidad es que se ha tardado tres años en ejecutar lo que él llama “urgente”, pues la primera denuncia data de 2011 y el problema del colegio se solucionó en 2012 con la cesión gratuita por parte de Valdepalacios, sociedad propietaria del solar contiguo al nº 8 de la calle Colón. Un argumento torticero, en el que utiliza unas justas reivindicaciones del colegio, que nunca atendió, hasta que Valdepalacios lo hizo, cediendo el espacio total de la calle como viario público y mirador, sufragando todos los gastos.

-          Que asevera en su declaración ante el juez que el propietario de la casa en ruinas no está obligado a ceder nada, cuando la realidad es que el informe del Arquitecto Municipal de fecha 28 de agosto de 2012, determina, con arreglo a la Ley Urbanística, la obligación de demoler y retranquearse, así que es el propietario quien debe asumir el coste de todo el procedimiento. A preguntas de si uno de los miembros de la familia propietaria del inmueble en ruinas, es su abogado en otra causa penal contra él (procedimiento 726/2014, que se le sigue por presuntas injurias y calumnias) contesta diciendo que el Sr. Rafael Muñoz es abogado del Ayuntamiento, porque las declaraciones supuestamente calumniosas las hizo en una rueda de prensa como alcalde, no como persona privada, y por eso el abogado no es de él, sino del Ayuntamiento, que es quien le ha pagado.

La realidad es que su acción ilícita no lo realizó como alcalde, en un procedimiento o acto administrativo, sino en la esfera de lo privado, como persona física y miembro de un partido político, por lo que los honorarios del abogado han de ser atendidos por Don Alejo y no por todos los bejaranos. Esta cuestión puede suponer un nuevo delito de malversación, por lo que es un hecho que ya está siendo investigado por la Asociación “Habeas Corpus”.

-          Que en estas declaraciones ante el juez  finaliza, lo que es más sangrante, por echar toda la culpa de cualquier irregularidad y responsabilidad, por este orden, a la Secretaria, al Arquitecto Municipal y a los funcionarios que han tramitado el expediente, ya que dice que ni el Alcalde ni los concejales tramitan esto, para declarar acto seguido y sin inmutarse que como responsable del Ayuntamiento tiene el deber de velar por la legalidad en la actuación municipal y por eso es él quien ordena y autoriza los pagos.

La realidad, aunque insista en decir que no se ocupó del expediente ni encargó el informe, es que hizo caso omiso al informe emitido el 28 de agosto de 2012 por el Arquitecto Municipal, que advertía de las obligaciones y los incumplimientos del propietario del edificio en ruinas, lo que hubiera evitado la irregularidad cometida que motiva la causa. Reconoce, sin embargo, que en un caso similar en la calle Chorreras, las obras fueron a cargo de los propietarios, si bien pagaron los costes con la cesión-venta del solar, hoy propiedad del ayuntamiento y convertido en aparcamiento.

Con su amplia formación y conocimiento se atreve a declarar y afirmar que, para la demolición y ejecución de la obra no se necesita proyecto ni licencia, porque es una obra menor. Y añade que obra menor es la de coste inferior a 18.000 euros y eso lo puede decidir y acordar él directamente (“él” es el Alcalde). Así que la conclusión para todos los bejaranos puede ser buena, ya que, a partir de ahora, no necesitarán proyecto ni licencia para hacer obras de menos de 18.000 euros.

Lo expuesto, acrecienta la preocupación de esta Asociación acerca de las manos en que está la gestión política y administrativa de nuestra ciudad, que, ejercida de manera absolutista, no duda en descargar sus culpas en los funcionarios, si hace falta.

Las declaraciones de Don Alejo, han dado pie a que nosotros también expongamos nuestra versión, una opinión que nada tiene que ver con  lo que resulte de la acción de la justicia, ante quien pondremos los hechos con objetividad, para que sean juzgados.

En Béjar a 19 de diciembre de 2016, Asociación pro Derechos del Ciudadano y contra la Corrupción “Habeas Corpus”