Comprar Mascarillas Béjar

Cuando una fábrica se quema ¿Algo nuestro se quema?



Redacción i-bejar.com
Mayo 13, 2016

"La nave incendiada el pasado viernes 6 de mayo de 2016 forma parte del predio industrial conocido como Corralón de los Huérfanos, un conjunto diverso formado por nueve edificios de gran valor dentro del Patrimonio Industrial de nuestra ciudad".

GRUPO CULTURAL SAN GIL. En el Inventario de las Industrias Textiles de Béjar, elaborado por Carmen León y Joaquín Pérez para el Ministerio de Cultura (octubre de 2004), se valora con la máxima calificación (interés de nivel A) y sobre él se explicita lo siguiente:
«Este núcleo de edificios ha sido, según los datos recogidos sobre el terreno, un importante centro de acabado textil que ocupaba por especialidades cada uno de los edificios que hoy se conservan. El conjunto constituye un rico ejemplo, al que no le falta ningún elemento, digno de rehabilitación, aunque hay edificios de menor interés (2 e), ya que puede ser una muestra tipológica de los orígenes de esta industria en Béjar, y que bien podría ser objeto de musealización, centro de estudios o cualquier otra función relacionada con su carácter textil, lo cual tendría una amplia repercusión y rentabilidad social dentro y fuera de la ciudad.» (Inventario, Ficha nº 33, pp. 62 a 74: p. 73)

El edificio incendiado (identificado como 2 d en el Inventario) presenta una planta alargada paralela al río, de 25 x 12 m (unos 300 m2 por cada una de sus dos plantas), y de él se dice que su conservación a fecha de 2004 era buena y que «estuvo funcionando como fábrica de cerámica», aunque «es desconocida su función de origen»

Según informaciones publicadas (http://www.i-bejar.com/noticia/fuego-nave-industrial-bejar-28096.asp,  el incendio ha sido al parecer fortuito, pero no todas las pérdidas de nuestro Patrimonio Industrial han desaparecido de la misma forma: recordemos el derribo alevoso y empecinado del Tinte del Duque o la chimenea de Cejuela, derribada en 2006 a escasos metros de la nave ahora incendiada, y que sorprendentemente no tuvo consecuencias para quien la derribó, a pesar de la promesa realizada por el entonces alcalde de Béjar para la protección de este tipo de elementos industriales: ¿asistiremos a nuevos derribos, a nuevos incendios?
Han pasado doce años desde la redacción del Inventario del Ministerio y muchos más desde las reiteradas y fundamentadas solicitudes de protección presentadas por iniciativa ciudadana en 2003 y por el Grupo Cultural San Gil en 2004 (además de otras peticiones anteriores y posteriores en forma de alegaciones a las diferentes modificaciones del PGOU de Béjar), y no sólo no se ha dado ningún paso desde el Órgano Competente para establecer una protección efectiva, sino que la Dirección General de Patrimonio rechazó la solicitud del Grupo y muchos de los elementos más representativos de ese Patrimonio han desaparecido o están a punto de desaparecer por la miserable consideración de «solar» que les otorga el vigente Plan de Desordenación Urbana de Béjar, redactado a pedir de boca de aprovechados y especuladores: ¿quién saca tajada de todo esto? Nuestra ciudad no, desde luego.

La referencia completa del Inventario es:

León Pérez, María del Carmen, y Pérez García, Joaquín, Inventario de las Industrias Textiles de Béjar (Salamanca), Instituto del Patrimonio Histórico Español (actualmente Instituto del Patrimonio Cultural de España, IPCE), Ministerio de Cultura, Madrid, octubre de 2004 (no publicado).
El lector interesado puede consultar también los informes remitidos por el Grupo Cultural San Gil al Órgano Competente en http://www.gruposangil.com/newindex.htm (pestaña de Documentos).

BÉJAR, 9 DE MAYO DE 2016 / GRUPO CULTURAL SAN GIL