"El Bosque, jardín de Los Picapiedra"

Redacción i-bejar.com
Julio 26, 2018 - 17:58

La Plataforma para la defensa de El Bosque de Béjar critica el alto coste de las obras de mampostería en el BIC. Obra que habrá que demoler

Obras criticadas por la PDBB y que aseguran tendrán que ser demolidas. (Foto: PDBB)

Plataforma en Defensa de el Bosque de Béjar/ Disfruten de las fotos y vean lo que esconde la malla negra. En "esto" se gastan nuestro dinero, señoras y señores: tapias de mampostería, escalerillas, rampas, bordillos... ¡y lo llaman jardín! Llevan con este engendro Picapiedra desde noviembre de 2017, y lo que falta para que acaben, calculen por dónde nos va a salir la obra. Pero tranquilos, en cuanto el señor alcalde inaugure este amasijo de pedruscos (¿allá por mayo de 2019?) hará públicas las cuentas hasta con los céntimos, como hace con La Covatilla. 

Ahora en serio. No se puede intervenir así en un Jardín Histórico, construyendo muros inventados al capricho del autor del proyecto, despreciando la documentación conservada y las posibilidades de intervenir por analogía (¡oiga, hay centenares de modelos del Renacimiento!), o bien, por prudencia y respeto al BIC, conservando el arreglo ya consolidado desde los años sesenta hasta que se pueda contar con un verdadero proyecto de intervención. Pero no, ya saben que el ego del arquitecto es infinito y hace lo que le da la gana mientras alguien pague sus caprichos y otro se lo autorice. Y esto es exactamente lo que ha sucedido, cada cual cargue con su culpa: el alcalde por contratar la obra (pagando con nuestro dinero, claro), el Director General de Patrimonio por autorizarla (en contra de informes desfavorables a los que ni se digna en dar respuesta) y el arquitecto por diseñar un engendro ahistórico o incluso anti-histórico que ni siquiera se atiene a las directrices compositivas del lugar, sino que lo pervierten sin aportar nada .

La obra Picapiedra no sólo nos va a costar un ojo de la cara al ejecutarla, sino también el otro, pues tan pronto se imponga la cordura (con otro alcalde, con otro Director General, con otro arquitecto), habrá que demolerla para restituir el lugar a su estado anterior y encargar un buen proyecto, redactado por expertos y con todas las garantías para que El Bosque pueda ser adecuadamente recuperado. Desde la Plataforma para la Defensa de El Bosque de Béjar exigimos que esto se produzca cuanto antes por el bien de esta maltratada villa de recreo y para no seguir perdiendo el tiempo miserablemente. 

Artículo de opinión de la Plataforma en defensa de El Bosque de Béjar