El Béjar toma aire a costa de un ahogado Monterrey



Redacción i-bejar.com
Noviembre 29, 2004

El Monterrey se está regalando últimamente un crucero por los abismos. Las lesiones, la desmotivación, la falta de suerte, una derrota en casa ante el Béjar y las victorias del Morales del Vino y del Ronda Oeste, sus rivales directos, en esta jornada, le dejan con el título en solitario de colista de la categoría.


La veteranía textil se notó desde el primer momento en el Reina Sofía. Los visitantes acorralaron al Monterrey en su área y se dedicaron a agujerear su defensa con continuos ataques. Nieto y Víctor sembraron la semilla de un juego vistoso, consistente en desembarazarse de los rivales en el medio campo, colocar centros atinados y superar a los despistadísimos jugadores del Monterrey. Así, no extrañó a nadie que el primer gol del partido llevara la marca textil y la firma de Víctor, que no deja escapar ni un solo balón que se le cruce por delante. El delantero bejarano, tras recoger el esférico en el medio campo, se fue en solitario y batió sin problemas a Javi.


El Monterrey tardó mucho tiempo en dar señales de vida. Los consiguió, por fin, en el minuto 37, con un tanto de José, que remató de cabeza tras un barullo en el área. El 1-1 sirvió de analgésico a los dolores del Monterrey. Eso sí, su efecto fue muy limitado, pues en la segunda parte el Béjar, en vez de bajar la guardia, desplegó la artillería pesada y sometió a un acoso constante la portería de Javi. Fidel, entre tanto, lo intentaba para el Monterrey en el minuto 61 con un globo que se marchó demasiado alto. Pero Vicente mató las esperanzas locales en el minuto 70 rematando suavemente un balón aéreo y poniendo el 1-2 en el marcador.


A continuación, los acontecimientos se precipitaron: el masajista textil vio la tarjeta roja por protestar, José logró el 1-3 definitivo en una jugada en solitario por la banda derecha tras la que superó a Javi para rematar a placer a puerta vacía, y el Béjar se quedaba con 10 por la expulsión de Pedro. Aun así, a los visitantes no les costó mantener el tipo y salir del Reina Sofía con los tres puntos en el bolsillo.



BEATO, TRISTE El técnico del Monterrey, Angel Beato, lamentó al final del partido el "mal momento" que está atravesando su equipo. "Todas las derrotas, sean derbis o no, son dolorosas", manifestó, sin querer escudarse en las lesiones para justificar la victoria del Béjar. "Todo el mundo es necesario en este equipo. Hemos sabido aguantar, pero los goles no han llegado", apostilló.


Por su parte, el entrenador del Béjar, José Crespo, mostró su satisfacción por el triunfo. "Sabíamos que no iba a ser fácil, y hemos pasado apuros en el primer tiempo cuando ellos han empatado, pero después nos hemos centrado porque necesitábamos los puntos", analizó. Para Crespo, la victoria fue "justa" y confirma "el buen momento que está atravesando el Béjar, que camina en línea ascendente".