El Béjar se lleva la victoria y frena al Ciudad Rodrigo



Redacción i-bejar.com
Noviembre 22, 2004

El derbi provincial entre el Béjar Industrial y el Ciudad Rodrigo se saldó con victoria para los locales en un disputado encuentro no exento de tensiones y decisiones arbitrales muy protestadas, paradójicamente a pesar de la victoria, por el público y los técnicos textiles. Los locales crearon un mayor número de ocasiones y estuvieron más acertados, sin embargo los mirobrigenses controlaron el esférico más tiempo.


Los jugadores bejaranos saltaron al terreno de juego muy motivados, conscientes de la necesidad de una victoria para alejarse de los puestos de descenso. Partido a partido, el conjunto textil se va afianzando como bloque y ofreciendo mejor espectáculo de juego. Las ocasiones para los bejaranos, propiciadas muchas de ellas, de nuevo, por los hermanos Víctor y José, por ambas bandas y por Itamar y Fuentes por el centro, se sucedieron a lo largo de todo el partido, con la salvedad que en el encuentro de ayer encontraron mayor definición.


El primer tanto local, que inauguraba el marcador, llegó en el minuto 12, por mediación de Víctor, que controló bien dentro del área un pase de Itamar. El delantero bejarano logró zafarse de sus contrarios para conseguir un disparo desde el interior del área a media altura ante el que no pudo hacer nada Julio, subiendo el primer tanto al marcador.


Casi de forma inmediata llegó el 2 a 0, lo que hacía presagiar un partido fácil para los locales, aunque no fue así. El segundo tanto fue obra del otro hermano, José; Víctor, desde el centro del campo subió el balón al área y pasó a Itamar, que centró el balón para que el autor del tanto sólo tuviera que empujarlo.


El Ciudad Rodrigo creo algunas ocasiones sin excesivo peligro, antes de despedirse de la primera parte, momentos en los que controlaron el esférico, pero no encontraron la definición necesaria para poner en apuros la defensa local de la que no lograron zafarse y crear peligro.


En la segunda mitad los bejaranos se libraron de la presión de los mirobrigenses, a pesar de que estos tuvieron sus mejores ocasiones. En el 50, por mediación de David, pudieron acortar distancias al quedarse éste sólo con el balón en el área chica, pero su disparo se fue fuera. Las ocasiones se sucedieron, hasta que en el 69 lograron acortar distancias por mediación de Javi I que remató a la red un saque de esquina. El gol dio alas a los visitantes que buscaron denodadamente el empate. En el 89, Luismi conseguiía marcar el 3 a 1 gracias a un potente disparo desde el centro de campo que sorprendió al portero del Ciudad Rodrigo, colocando el resultado definitivo.