Los viveros de empresas, al 50%

Redacción i-bejar.com
Junio 03, 2003 - 02:00

Los viveros de empresas, una iniciativa de fomento del empleo y de la actividad empresarial, que cuenta ya con algo mas de una legislatura en tiempo a sus espaldas, aún no parece acabar de convencer a las iniciativas empresariales, que pueden obtener instalaciones que alberguen sus ideas promotoras de empleo, en precario, con el fin de facilitar el inicio de la actividad fabril o industrial.


Apenas el 50% de las dependencias que el Ayuntamiento puso ha disposición de estos empresarios (algunas hace ya más de cuatro años) han sido ocupadas y el resto, ni siquiera solicitadas.


Sin embargo, ya han pasado algunas iniciativas por estas dependencias. Las naves o módulos que el municipio pone a disposición de iniciativas que fomenten el empleo se encuentran en las antiguas instalaciones de la estación de ferrocarril y en los flancos de las instalaciones deportivas de Palomares, en uno de los casos, aprovechando el espacio dejado por unas inmensas gradas deportivas que nunca llegaron a consumarse.


La puesta en marcha del centro taller del colectivo Asprodes, que ocupa siete módulos, ha sido, sin duda, una de las iniciativas con mayor trascendencia, y que ocupa a decenas de personas. En la actualidad, en los módulos de la zona norte de Palomares, de tres posibles, está ocupado sólo uno, aunque el alcalde, Alejo Riñones, ha anunciado la próxima instalación de un pequeño taller de costura que emplearía a "4 ó 5 trabajadores" en este grupo de naves gratuitas.


En el sector sur se encuentra el mencionado centro ocupacional de Asprodes, que emplea siete módulos, un distribuidor de productos para vehículos y un pequeño taller de manualidades, que ocupan un módulo por actividad. En la estación de Renfe existe otra empresa de la que el alcalde no pudo precisar su actividad, que estaría estar relacionada con la mecánica.


El año pasado, Riñones puso a disposición de la iniciativa anunciada por el propio consejero de industria, en una visita a Béjar, de una posible cooperativa de confección para mujeres que nunca se llevó a cabo.


Los empresarios que deseen instalarse en los viveros deberán hablar directamente con el alcalde. El Ayuntamiento cede de manera gratuita las instalaciones, pero si es necesaria alguna reforma para la realización de la actividad, ésta corre por cuenta de los usuarios.