Comprar Mascarillas Béjar

Vertido incontrolado de gasóleo en el río Cuerpo de Hombre



Redacción i-bejar.com
Febrero 14, 2004

El río Cuerpo de Hombre fue de nuevo el destino de una "importante cantidad de combustible" en un vertido incontrolado, para el que no está preparada la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR). El centro no habría podido con el combustible, probablemente gasóleo, vertido al río en la tarde noche del jueves.


La depuradora podría haber sufrido graves daños de no ser por la rápida actuación de los operarios y de la jefe de planta de la estación, Ana González, que trató de paliar las consecuencias una vez advertida por los trabajadores de la EDAR. Los accesos a la planta fueron cerrados al agua contaminada para que ésta no sufriera daños que podrían haberla tenido fuera de servicio durante días.


EL ADELANTO ha podido conocer que la Policía Nacional ha abierto una investigación, que comenzó poco después de conocerse los hechos, para determinar las causas del suceso y localizar al autor o autores del vertido. Los funcionarios preguntaron en establecimientos y locales de la zona en la que se advirtió un fuerte olor a gasóleo: calle Recreo y Libertad, a la altura del puente. Fuentes policiales aseguran tener localizada la zona pero no el sitio exacto. Los responsables de la EDAR también denunciaron el caso al servicio de protección de la naturaleza de la Guardia Civil, Seprona.


La concejala delegada del área de Medio Ambiente, Cristina Fernández Sesma, no tenía conocimiento de los hechos pero delegó la información en la técnico medioambiental municipal Lourdes Jiménez.


Según Jiménez, las características del río bejarano harán que el vertido tenga consecuencias mínimas.


Aún están pendientes los análisis que determinarán la toxicidad del líquido


La técnico de Medio Ambiente municipal confirmó los hechos del vertido de una gran cantidad de gasóleo al río, aunque aún están pendientes los análisis del líquido que determinará la toxicidad y la exacta composición química del mismo.



Se han abierto las oportunas diligencias e investigaciones para localizar el punto exacto del vertido y determinar su autoría.



A pesar del cierre de la EDAR, la jefe de planta intentó realizar un tratamiento del agua para minimizar las consecuencias en el cauce del río Cuerpo de Hombre.


Foto: Santiago Nieto