Vecinos de Palomares denuncian al Seprona los vertidos de Palomares

Residencia Mamá Margarita, Béjar

Redacción i-bejar.com
Marzo 10, 2006

La existencia de copiosos regueros de sangre, que discurren por las calles del barrio bejarano de Palomares, se ha convertido en práctica habitual en los últimos meses y las denuncias se suceden una tras otra. En esta ocasión el Servicio de protección de la Naturaleza de la Guardia Civil, SEPRONA,  sospecha que el hecho denunciado pudiera  ser constitutivo de infracción de la ley de residuos. Después de analizar la denuncia de varios vecinos del barrio y tras personarse en el lugar de los hechos, donde pudieron certificar la existencia de estos vertidos de sangre o agua sanguinolenta. Los vertidos desprenden un hedor desagradable para viandantes y vecinos.


Concretamente el reguero de sangre, que forma charcos de considerables dimensiones en la calle, discurre por la calle Subida a Palomares y se pierde en una arqueta a unos 200 metros de distancia. El vertido sale de las dependencias del matadero industrial y se viene produciendo desde hace meses. Vecinos del barrio de los Praos, próximos al campo de fútbol Mario Emilio pudieron comprobar como la sangre maloliente llegaba canalizada hasta su barrio, en las proximidades del pabellón ,cuando una avería en los desagües hizo que parte de la calle Recreo fuese por un día el destino de los vertidos que los vecinos de Palomares llevan denunciando años.