Los vecinos de Palomares defienden su calidad de vida

Palma & Borrego Abogados

Redacción i-bejar.com
Agosto 18, 2003 - 02:00

La que fuera presidenta de la asociación de vecinos del barrio de Palomares, Jerónima Martín, ha querido salir al paso de las declaraciones del alcalde, Alejo Riñones, en las que acusaba a esta vecina de haber sido la artífice de los procesos judiciales contra el Ayuntamiento, uno de los cuales se resolvía con la sentencia sobre la ilegalidad de la licencia de apertura del matadero.


Martín asegura que los procesos se iniciaron tras su dimisión, por motivos de salud, un mes antes de la decisión vecinal de comenzar el proceso judicial.


La expresidenta asegura que todas las gestiones efectuadas durante su cargo estuvieron encaminadas a mantener el bienestar y la calidad de vida de sus vecinos. Jerónima Martín afirma que "aunque existía un matadero, la actividad era mínima, comparada con la que pretendían las intenciones de la empresa privada". La expresidenta afirma que la ley permite que un equipamiento municipal esté en un barrio y añade que las instalaciones se convirtieron en industriales, en las que se llegan a sacrificar cerca de medio millón de animales al año. Martín añade, respecto a las afirmaciones del alcalde tras la sentencia de la licencia de apertura, que "sólo cuando se vive aquí se da uno cuenta de los que supone estar al lado de un matadero industrial. La decisión de una única persona, demostrada ilegal por la justicia, no puede condicionar el derecho y la voluntad de otras a trasladarse a vivir donde les plazca".