Unanimidad en el convenio para La Covatilla

Redacción i-bejar.com
Febrero 26, 2004

Tal y como ayer anticipó EL ADELANTO, el pleno de ayer aprobó un convenio con la sociedad gestora de La Covatilla, Gecobesa, por medio del cual se aprueba la concesión de una ayuda a los gestores de la estación de esquí bejarana cercana a los 540.000 euros (90 millones de pesetas). Gecobesa asegura haber realizado inversiones en mejora de las instalaciones municipales por una cantidad superior a la concedida. El convenio recoge la cantidad ofrecida recientemente de 144.000 euros (24 millones de pesetas), que con la nueva firma serán otros 126.000 euros (21 millones de pesetas). Además, el acuerdo exime del pago del canon anual de 60.000 euros (10 millones de pesetas) que los gestores tendrían que abonar al consistorio por una cantidad correspondiente a los 330.000 euros (55 millones de pesetas). El alcalde, Alejo Riñones, aseguró que la subvención es el pago a las inversiones realizadas y elogió a la sociedad gestora de La Covatilla.


El portavoz del grupo de la oposición no utilizó la palabra auditoría, pero sí solicitó que el consistorio fiscalice el destino de la participación económica municipal puesto que, aunque se trate de una entidad privada la que gestiona un servicio municipal, con el convenio los fondos el liza también serán públicos.


Por su parte, el alcalde indicó que el ayuntamiento no puede inmiscuirse en la gestión privada: "No nos podemos poner tan quisquillosos", aseguró.


El pleno aprobó una modificación presupuestaria para pagar los intereses reclamados por la empresa Talleres Solórzano, que tenía facturas pendientes desde 1990 por trabajos realizados en la central de El Tranco del Diablo. El alcalde aprovechó para criticar la gestión de Ramón Hernández en aquel año y criticó duramente la actitud del alcalde al interpretar que había faltado a la memoria de Samuel Solórzano, ya fallecido, y que las facturas referidas fueron aprobadas con la participación del alcalde. Riñones aseguró que su crítica iba dirigida sólo al portavoz socialista.