Una tormenta de granizo inunda varios locales

Redacción i-bejar.com
Junio 19, 2004

Los bomberos del parque comarcal de Béjar tuvieron que emplearse a fondo para atender todas las llamadas de emergencia, ya que la ciudad vivía en la tarde noche de ayer una de las peores tormentas de granizo de los últimos años, con un gran aparato eléctrico.


Los problemas de inundaciones que surgieron en muchos establecimientos, locales y garajes de la ciudad estuvieron motivados por la obstrucción de las conducciones de desagüe, debido a las grandes dimensiones de las piedras que acompañaron la tormenta y la gran cantidad de material arrastrado por la tromba. Los principales problemas se presentaron en lugares como la cafetería de la estación de autobuses. El agua acumulada sobre los tejados penetró en el local provocando la caída de las placas del falso techo, con el consiguiente peligro para las personas. Así se recogió en los informes de los bomberos.


El hotel Colón, una de cuyas alas se encuentra en obras de ampliación, sufrió la inundación de algunas dependencias. El metre del hotel quiso dejar constancia de su malestar por el hecho de que sólo dos bomberos realicen las guardias, con el consiguiente retraso en la atención a emergencias. Decenas de dueños de garajes y cocheras de particulares también dieron aviso, requiriendo ayuda de los servicios de emergencias.