El Tinte del Duque y Nuestro Patrimonio Industrial

Fiestas Béjar 2019
Redacción i-bejar.com
Enero 15, 2002 - 01:00

El Grupo "San Gil" realizó una conferencia-coloquio el pasado día 11 de Enero, para exponer las intervenciones realizadas sobre el ya inexistente Tinte de Béjar.

El viernes día 11 de Enero, tuvo lugar en el Convento de San Francisco de Béjar una conferencia- coloquio organizada por el Grupo Cultural "San Gil" sobre el tema: "El Tinte del Duque y Nuestro Patrimonio Industrial". Como se recordará, desde el mes pasado han venido demoliéndose los diferentes edificios de lo que había sido el Tinte del Duque, se han talado todos los árboles, algunos de ellos muy longevos, y se están destruyendo los estanques y otros elementos del jardín allí existente. Al día de hoy la constructora Faustino Esteban, propietaria de los terrenos, continúa unas tareas de arrasamiento cuya finalidad no está nada clara a menos que se pretenda borrar todo vestigio de restos históricos en el lugar.



En la presentación del acto, Urbano Domínguez, presidente del Grupo "San Gil" comenzó exponiendo las intervenciones del Grupo defendiendo la declaración del Tinte del Duque como Bien de Interés Cultural (BIC.) y denunciando ante las administraciones de Patrimonio centrales y autonómicas y ante el Ayuntamiento de Béjar la demolición de los edificios antiguos y el expolio de los restos allí existentes. Seguidamente le hizo entrega al Procurador Socialista bejarano en las Cortes de Castilla y León, Cipriano González, de una extensa Memoria documental elaborada por el Grupo San Gil que avala la declaración del Tinte del Duque como BIC. Se trata de aportar toda esa documentación al estudio que debe hacerse cumpliendo un acuerdo de 25 de Octubre de 2001 de las Cortes Castellano- Leonesas, apoyado por todos los Grupos, por el que se establecía una moratoria de tres meses para cualquier intervención sobre el terreno del Tinte, con el fin de que en ese tiempo se reuniese documentación que avalase la declaración de BIC. solicitada. Como la moratoria no se ha respetado, pretende evitarse que al término del plazo establecido no haya tampoco ningún estudio al respecto y el asunto fuese abandonado vergonzantemente.



José Muñoz hizo una documentada exposición de las referencias históricas de actividades industriales en el Tinte que arrancan de 1592, fecha en que fue creado por el V Duque de Béjar a finales del siglo XVI y desde la que ha venido recibiendo el agua de la villa de recreo "El Bosque" por medio de una canalización que aún está en servicio. Señaló que se trata de una de las instalaciones industriales más antiguas de España, en la que un período de actividad de más de cuatrocientos años ha supuesto la superposición de máquinas y edificios, por las sucesivas adaptaciones a la tecnología de cada época; así del primitivo sistema de hornajas y calderas de cobre y estaño (siglos XVI al XIX) le siguió el uso del vapor y barcas de madera (siglo XIX) y el de autoclaves en época más reciente, de manera que cada etapa ha dejado su huella en el lugar, que con el paso del tiempo se ha convertido en un yacimiento arqueológico.

Finalmente citó un texto de Juan Muñoz García, cronista bejarano, quien calificó en 1940 el conjunto del Tinte como un símbolo de la historia industrial de la ciudad de Béjar.
Por su parte, Juan Félix Sánchez Sancho intervino para exponer el significado y el valor del patrimonio industrial y la necesidad de arbitrar medidas para su conservación y puesta en valor. Se refirió a varias Asociaciones de Patrimonio Industrial existentes en diversos países de la Unión Europea, así como de otras en diferentes Comunidades Autónomas, deteniéndose en las actuaciones que en este sentido vienen promoviendo en Cataluña las Asociaciones y los poderes públicos, analizando algunas de ellas que, como el itinerario de las Chimeneas en Tarrasa, la Ruta Industrial del Río Llobregat o el Museo de la Técnica de Cataluña, son otros tantos ejemplos de la capacidad de atracción de visitantes y de movilización de recursos económicos de este patrimonio tan poco valorado en la ciudad de Béjar.



Finalmente, hubo un animado coloquio con los asistentes quienes en sus intervenciones descalificaron la demolición del Tinte del Duque y la postura del Alcalde Alejo Riñones en este tema, de defensa de intereses particulares frente a los del conjunto de la ciudadanía, al tiempo que mostraron su preocupación por el futuro del patrimonio aún existente y que no está siendo objeto de catalogación ni recibe ningún tipo de protección en la Revisión en curso del Plan de Ordenación Urbana de Béjar. El acto se prolongó durante casi dos horas, a pesar de la bajísima temperatura del salón de actos, por cuya utilización el Grupo "San Gil" tuvo que abonar la tarifa establecida por el Ayuntamiento.



Noticia cedida por: Grupo Cultural "San Gil"