Las textiles tendrán que viajar a Cataluña para tintar

Residencia Mamá Margarita, Béjar

Redacción i-bejar.com
Octubre 02, 2003

El presidente de la Cámara de Comercio e Industria y empresario del textil, Manuel Bruno, considera que el cierre de Hermanos Francés Bruno, empresa que a pesar del nombre no está vinculada al industrial, afecta muy negativamente al resto de empresarios textiles bejaranas al romperse la cadena del proceso.


El tinte en peinado es uno de los trabajos que ya sólo desarrollaba la empresa que ahora cierra, Hermanos Francés Bruno. Con anterioridad, esta tarea se realizaba también en las empresas Tintes Felipe Gutiérrez, y Tintes Gilart, ambas cerradas. La repercusión para el resto de empresas que requieren de este tipo de trabajo será importante, ya que la alternativa serán los 900 kilómetros que separan Béjar de las distintas empresas que realizan este trabajo en Cataluña.


Manuel Bruno asegura que el cierre y la mala situación del textil bejarano se debe a una crisis generalizada del textil europeo y su falta de competitividad ante las importaciones masivas de género de países del este de Europa y asiáticos.


Respecto a la posibilidad de la nueva empresa que se encargaría de cubrir la que cierra, el empresario aseguró que sería una buena noticia pero "habrá que esperar acontecimientos". La nueva empresa, que se ubicará en la Cerrallana, no podría suplir la tinturación de primeras materias puesto que la materia prima con la que trabajaría sería el algodón; además únicamente trabajaría para ella, dado su sistema de funcionamiento.


Foto: Santiago Nieto