La textil Jitex anuncia que no se instalará en La Cerrallana

Redacción i-bejar.com
Agosto 06, 2004

Jitex ha dicho no. Lo que era un rumor a voces se confirmó con la llegada ayer de la misiva de los Jiménez, los empresarios que habrían sido los promotores de la empresa textil de La Cerrallana, creadora de 400 puestos de trabajo y que llegó a formar parte del programa electoral del PP.


El alcalde bejarano, Alejo Riñones, leía la misiva firmada por Dionisio Jiménez, contacto del edil durante el proceso, con fecha 4 de agosto del 2004. En ella, el empresario se disculpaba ante el alcalde, los consejeros de la Junta y con la presidenta de la diputación. Los motivos esgrimidos por los empresarios fueron la evolución del sector de la industria textil y la "disminución notable" de las ventas.


Riñones calificó la situación como lamentable y exculpó a las administraciones, temiendo las críticas que se generarán al darse a conocer la decisión. El alcalde se disculpó asegurando que el ayuntamiento, y él mismo, hizo todo lo posible consiguiendo las mejores ayudas y brindando a los empresarios unas condiciones inmejorables para su instalación en la ciudad.


Riñones anunció que se contestará a la misiva con una nueva carta, haciendo constar el malestar del equipo de gobierno. Los terrenos de La Cerrallana estarán a disposición de cualquier empresa, y no habrá, por tanto, campo de golf en ella, pudiendo participar el consistorio del campo de golf de La Condesa.


El portavoz socialista pide la dimisión de Riñones


El portavoz del Grupo Socialista de Béjar, Ramón Hernández, aseguró que el alcalde debería haber dimitido en el momento de dar a conocer la noticia.



La oposición fue la primera saber el contenido de la carta. "El alcalde prometió 400 puestos de trabajo, con el respaldo de la Junta y de la diputación. A distintos niveles, tiene que haber distintas responsabilidades políticas", dijo Hernández.



La ejecutiva socialista se reunirá con carácter urgente, tras lo cual, podría llegarse a solicitar formalmente la dimisión de Alejo Riñones después de que no haya llegado a su fin una de las principales promesas del primer edil.


Foto: Santiago Nieto