Los sindicatos tachan de baza electoral el plan de La Cerrallana

Redacción i-bejar.com
Abril 29, 2004

La fiesta del Primero de Mayo se presenta en Béjar con la incertidumbre por la decisión final de los empresarios catalanes de instalar en la localidad una empresa que creará 400 puestos de trabajo. Los sindicatos UGT y CCOO, en una postura unánime difundida por sus máximos responsables comarcales, David Barroso y Juan Manuel Ramos, consideran que el caso de La Cerrallana no es más que "una baza electoral". Barroso y Ramos se mostraron muy escépticos tras las últimas informaciones sobre el proyecto. "Se está jugando con la ilusión y las esperanzas de una ciudad", dijeron.


Pero este no será el único eje reivindicativo del Primero de Mayo bejarano. Los sindicatos calificaron de "situación alarmante de paro y despoblación" la actualidad sociolaboral bejarana. Para éstos, que criticaron que el ayuntamiento se emplee únicamente en ayudar al sector turismo, faltan iniciativas empresariales e inversiones que revitalicen la economía. El cierre de empresas no se compensa con la sustitución de los puestos de trabajo perdidos. David Barroso dijo que no se ejerce un necesario control riguroso de las ayudas a empresas privadas. Ramos aseguró que Béjar "se está convirtiendo en la ciudad dormitorio de Guijuelo", en referencia al gran número de desempleados del textil que trabajan en la chacinería. Para los representantes sindicales, el número de bejaranos que trabajan en Guijuelo y que han comenzado a fijar en este municipio su residencia fija podría superar la cifra de los 200 trabajadores.