Salvador Amaya modelará una réplica del busto de Cervantes

Redacción i-bejar.com
Noviembre 19, 2004

Salvador Amaya, el escultor que ha creado obras y monumentos como el de Julio Robles, que se encuentra a la entrada de la plaza de toros de Salamanca, será el encargado de construir una réplica del busto de Cervantes, como era originalmente, del que fue autor el escultor bejarano González Macías.


Precisamente el padre de Amaya, que ayer mismo comenzó con los trabajos para crear el busto de El manco de Lepanto, fue alumno del escultor González Macías en la escuela bejarana.


La réplica de la obra , que se encontraba desnarigado y en muy mal estado, debido a las inclemencias del mal tiempo y a los actos vandálicos, será la primera de las acciones que se realizarán para celebrar el próximo año cervantino.


Su inauguración, en el mes de diciembre, coincidirá con la apertura del programa de actividades del 2005.


Amaya dijo que no cobrará nada por la recreación del busto de Cervantes, un trabajo que le podría haber reportado más de 6.000 euros (un millón de pesetas), debido a la unión sentimental que le une con el autor de la obra, así como la de su familia con la ciudad de Béjar.


Tal y como dijo el concejal de Cultura, Luis Francisco Martín, la escultura de bronce, en la que se hará constar la nueva autoría, ocupará el lugar de la obra de González Macías, mientras que ésta, en su estado actual, pasará a formar parte de los fondos municipales y estará expuesta en el museo Mateo Hernández.



CREADOR Salvador Amaya es hijo de Marino Amaya, creador de cientos de obras repartidas por todo el mundo. Salvador, amante del realismo, tal y como él mismo se reconoce, es el autor de grandes trabajos en bronce como el busto del Rey de León y otras esculturas, todas ellos realistas, como la de Ramón María del Valle Inclán sentado.


En la actualidad trabaja en la creación de grandes obras artísticas bajo el encargo de diversos ayuntamientos.