Los refugiados saharauis podrán estudiar en Salamanca Gracias a Ampusabe



Redacción i-bejar.com
Junio 17, 2005

La Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui de Béjar, Ampusabe, de ámbito provincial, ha negociado durante meses con las autoridades saharauis un proyecto denominado "Madrasa” (escuela) para que niños y niñas saharauis puedan cursar estudios en régimen de acogida con familias en nuestra provincia.


Recientemente Andrés Barés, miembro de la directiva del colectiovo de ayuda a los refugiados viajaba a los campamentos del desierto argelino y en la e wilaya (provincia) de Smara donde y Bachir Mustafa, Ministro de Educación saharaui han formalizado el compromiso del Proyecto Madrasa para que este pueda funcionar el próximo curso en Septiembre.


En una primera fase serán 15 los niños que participen en este proyecto, pudiéndose ampliar en sucesivos años, tendrán un monitor intercultural que se ocupará de darles clases de árabe, para que no pierdan ni su idioma ni sus costumbres y tradiciones que serán respetadas por las familias de acogida, los niños viajarán cada año a los Campamentos de refugiados para pasar las vacaciones de verano con sus familias biológicas.


Barés mantuvo contactos con otros representantes saharauis como Emhamed Hadad, representante del Frente Polisario en Naciones Unidas; Salek Baba, Ministro de Cooperación; Mariem Salek, Ministra de Cultura y Deportes; Fatma Medí, Presidenta de la Unión General de las Mujeres Saharauis, y Fatimetou, representante de la Juventud en el Parlamento Saharaui.


Tal y como destaca el propio Bares, “ Ampusabe, presidida por Cipriano González, están empeñados sus miembros en conseguir todo aquello que mejore la situación tan penosa que padece el pueblo saharaui en la Hamada de Tindouf y para ello trabajarán cada día sin descanso”.