Ratificada la adjudicación del servicio del agua a Aqualia



Redacción i-bejar.com
Diciembre 04, 2004

Aqualia, tal y como avanzó este periódico es, es la empresa que obtuvo la concesión administrativa de la gestión de los servicios públicos de abastecimiento y depuración de aguas. El alcalde de Béjar, Alejo Riñones, destacó que la adjudicataria consiguió más puntos que el resto de sus competidoras y justificó la decisión de la mesa de contratación.


Respecto al informe encargado a una empresa consultora (Orfisa), que se inclinaba por la sociedad concesionaria, a pesar de la demostrada relación comercial entre ambas, el alcalde, Alejo Riñones, dijo que únicamente se valoró el informe de los servicios técnicos locales.


Riñones reconoció que la oferta de Aqualia no era la mejor en el aspecto económico, pero destacó otras ventajas de la misma, que hicieron que ésta ganase por 25 puntos sobre 95 a sus competidoras. Añadió que Orfisa también trabaja para una de las empresas que optó al concurso en una Unión Temporal de Empresas (UTE) junto a otra sociedad y Caja Duero, como es el caso de Agua y Medio Ambiente.


Alejo Riñones justificó la decisión del equipo de gobierno, al argumentar que la concesionaria tiene más experiencia en el sector y dispone de más y mejor cualificado personal. Según el alcalde, las inversiones que realizará la empresa para mejorar el servicio son mayores que las de las otras. El responsable también destacó que, aunque la oferta económica de la UTE era mejor, implicaba una subida de impuestos a los bejaranos.


A partir del 2005 la factura del recibo del agua comenzará a ser emitida a nombre de Aqualia, empresa que, según el alcalde, se hará cargo de los trabajadores de la estación de aguas residuales. El resto de empleados del servicio, sin una cifra concreta, pasarán a realizar otras tareas municipales y seguirán vinculados al ayuntamiento.