EL PSOE solicita a la Junta que el patrimonio industrial de Béjar sea declado de interés cultural

Residencia Mamá Margarita, Béjar

Redacción i-bejar.com
Noviembre 24, 2005

Tal y como recoge la proposición no de ley presentada por el grupo socialista en las cortes regionales y la procuradora bejarana, Ana Muñoz de la Peña, "Béjar cuenta con edificios fabriles pertenecientes a distintas épocas y propios de diferentes estilos arquitectónicos que configuran un paisaje único en la región, y que ya cuentan con una ruta cuya promoción contribuiría a dinamizar la ciudad de Béjar en el tránsito de foco textil a punto de atracción  turística".


El Grupo Socialista registró en las Cortes Regionales, para su debate y votación ante la Comisión de Cultura y Turismo, la PNL (Proposición No de Ley) en la que solicita el apoyo de los grupos parlamentarios para que la Junta proceda a la catalogación como Bien de Interés Cultural (BIC) del conjunto del Patrimonio Industrial Textil de Béjar, único de estas características que existe en Castilla y León.


En el razonamiento de la propuesta, Muñoz-De la Peña, concejal en el Ayuntamiento de Béjar, recuerda que la historia de Béjar está vinculada y articulada en torno a la actividad textil, que ha quedado reflejada en sus edificios fabriles, pertenecientes a distintas épocas y de diferentes estilos arquitectónicos. Casi todas la edificaciones se encuentran ubicadas en las riberas del río Cuerpo de Hombre, por la propia naturaleza de la actividad y las necesidades productivas, y todas ellas hacen que en Béjar se haya configurado un paisaje urbanístico único, mezcla de industrial y urbano.


Béjar tiene una importante tradición industrial textil que data de siglos y ha sido, y es aún, un centro industrial lanero de reconocido prestigio. Durante la Edad Media ya existieron artesanos tejedores ubicados en Béjar por la pureza de las aguas del río, elemento básico para el tintado textil. La Casa Ducal de Béjar, amparó y participó activamente en la industria textil bejarana. Así, los primeros documentos que confirman la existencia textil en la ciudad son del año 1.500, fecha de promulgación la Real Pragmática de los Reyes Católicos, por la que ordenaban la industria textil,  y se facultaba a Béjar para la fabricación de paños finos.


El 6 de septiembre de 1691 llegan a Béjar los primero maestros tejedores flamencos, responsables de transformar, modernizar, dinamizar y desarrollar la industria textil bejarana. De esta manera, en el año 1746 existían 76 fabricantes, con un total de 180 telares, sometidos al control monopolista del Duque de Béjar, articulado por el proceso de tintado de paños del que dispuso en exclusiva desde el año 1592 al 1782 en que fue anulado el monopolio ducal por el Rey Carlos III. El mayor desarrollo y consolidación de la industrial textil de Béjar se produce a partir del siglo XVIII, con la especialización en la producción de paños de alta calidad.


Asimismo, el Inventario del Patrimonio Industrial de Béjar fue incluido dentro de las actuaciones a realizar por el Plan Nacional de Patrimonio Industrial y contratado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deportes, finalizándose en octubre del año 2003.  El Plan PAHIS 2004-2012, de Patrimonio Histórico de Castilla y León, incluye un Plan Sectorial relativo al Patrimonio Industrial, que entre otras cosas, contempla la posibilidad de declaración como Bienes de Interés Cultural los conjuntos más significativos.


Para el PSOE, es indiscutible la relevancia y el valor histórico, cultural, el interés artístico, arquitectónico y científico del Patrimonio Industrial Textil de Béjar, más aún si pensamos que se encuentra ubicado en una Comunidad Autónoma tradicionalmente rural como ha sido Castilla y León, en la que no se encuentran fácilmente representaciones del Patrimonio Histórico Industrial.


En opinión de Muñoz-De la Peña, la propuesta es tan clara y beneficiosa para Béjar que sería un error imperdonable no aprobar la iniciativa para declarar BIC al Patrimonio Industrial Textil de Béjar.